CogniActivaMente: estimulación cognitiva para personas mayores

0
129

Proporcionar recursos terapéuticos y estrategias de aprendizaje a bajo costo, de forma fácil, lúdica y divertida para las personas mayores, es la misión de “CogniActivaMente”. Para esto, brindan certificación a quienes integran el grupo más cercano, a fin de perfeccionar sus conocimientos. Frida Almonacid, fonoaudióloga y gestora del proyecto, espera tener un alcance importante con esta iniciativa en todo el país.

Para Frida, la preocupación por las consecuencias cognitivas de esta pandemia, estuvieron clara desde el inicio. Es allí donde, junto a su esposo, el doctor, Carlos Gutiérrez, idearon el manual que contempla la ejecución de un programa de 12 semanas de entrenamiento de las funciones cognitivas más susceptibles de deterioro en el adulto mayor, integrando asesoría online para la resolución de ejercicios.

Desde su infancia, la fonoaudióloga tuvo afinidad por la estimulación cognitiva, por cuanto, al crecer junto a sus abuelos, pudo conocer de primera mano los cambios que conlleva el proceso de la adultez, comprendiendo -de este modo- la necesidad de que los adultos mayores puedan preservar el gran tesoro de la vida: “sus recuerdos”.

“A uno de mis abuelos, el Alzheimer le arrebató sus recuerdos. Esta enfermedad, silenciosamente se encargó de llevarse momentos, historias y episodios de nuestras vidas, hasta transformarnos en completos desconocidos. En ese instante descubrí que mi motivo de lucha debía orientarse en la prevención y apoyo a tantas personas que a diario viven la misma situación”, detalló.

Su paso por diversos programas en ayuda al adulto mayor, la capacitaron para esta tarea, siendo su principal vocación prolongar la autonomía de los abuelos, a fin de ayudarlos con sus necesidades de autodesarrollo, esenciales para afrontar esta etapa de la vida.

DESAFÍO ONLINE

El proyecto está enfocado a personas mayores, cuidadores, profesionales de la salud, estudiantes y toda la familia.

Poder contribuir a quienes tanto han dado por la sociedad y que, en estos momentos más lo necesitan, es un “reto y desafío”, ya que, si bien el confinamiento ha afectado a todos, las personas mayores demuestran una menor flexibilidad adaptativa frente a cambios abruptos.

“Si a esto le sumamos el escaso dominio de medios tecnológicos, limitantes económicas y demográficas para el acceso a Internet y televisión por cable, el resultado es la disfunción cognitiva, por lo cual, decidimos implementar nuestro material adaptando las actividades para exponerlas en un manual con más de 300 ejercicios que solo requieren de papel, lápiz y objetos de uso cotidiano, permitiendo que los adultos mayores se mantengan activos”, explicó la profesional.

El proceso cuenta con supervisión online y telefónica para el equipo familiar, a fin de asegurar el cumplimiento de los objetivos de cada tarea y su efectividad. El material creado, ilustrado y editado, se basa en sus experiencias sobre el desempeño funcional de las personas mayores, además del respaldo bibliográfico para su aplicación.

El programa incluye la personalización del proceso, adaptado a las necesidades de cada adulto mayor. También cuenta con un grupo de apoyo para generar vínculos entre los participantes y plantear nuevas estrategias del aprendizaje en los módulos, divididos en orientación, memoria, lenguaje, praxias, visoconstrucción, atención, gnosias y funciones ejecutivas.

 RECONFORTABLE LABOR

Su objetivo es contribuir y acompañar a las personas mayores durante esta crisis sanitaria, proporcionando un material de entrenamiento especializado.

Son innumerables las recompensas de esta labor, trabajar de forma directa con personas mayores vulneradas, carentes de redes de apoyo, con cuadros depresivos, limitaciones funcionales o físicas, les “pule el alma” y prepara para construir una sociedad inclusiva que aprecie este ciclo de la vida.

“Escuchar sus miedos o frustraciones, acompañarlos en este proceso transmitiéndoles tranquilidad, cariño y actividades para el autocuidado diario es vital. Esta labor supone un gran compromiso en entregar todas las herramientas para acercar una sesión terapéutica efectiva y significante a los hogares de los abuelos”, señaló Frida Almonacid.

Tener un alcance a la mayor cantidad de adultos mayores y generar un impacto social con una nueva mirada hacia el proceso de envejecimiento, es el deseo de la especialista. También, espera a futuro poder formalizar este emprendimiento y contar con el apoyo de una editorial que le permita distribuir el material.

“Continuaremos luchando no solo desde el trabajo directo con los pacientes Covid-19, sino también con cada uno de quienes, a diario, adquieren nuestro manual o se integran al diplomado en pro de un envejecimiento exitoso”, puntualizó.

30 ó 45 minutos, tres veces por semana, por un periodo de tres meses, es el tiempo ideal para el entrenamiento online

CONTACTO

Facebook: Programa Cogniactivamente Adulto Mayor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here