Chile pide pasar de la negociación a la acción por clima: «esta es la década»

El Acuerdo de París empieza a exigir en 2020 medidas más ambiciosas para lograr que la temperatura no aumente más de 1,5 grados y que las emisiones de carbono desciendan

publicado por

Avatar
8 de diciembre de 2019
41
Chile se comprometió a alcanzar la neutralidad de carbono en 2050 y 60 países se sumaron ya a la propuesta.

La próxima década debe ser la de la acción por el clima, una vez se consigan los consensos que están siendo negociados en la Cumbre del Clima, según dijo el ministro de Ciencia de Chile, Andrés Couve, en la Cumbre del Clima (COP25) de Madrid.

«Tenemos la oportunidad, en la COP25, de cerrar el Acuerdo de París, que tiene como elemento central reducir las emisiones para que podamos restringir el aumento de la temperatura, ese acuerdo no está cerrado, es un contrato entre las 197 partes y hay que cerrarlo», incide Couve presente estos días en la cita por el clima.

El ministro tiene claro que esta Cumbre es el tipo de «estancias» que han de ser utilizadas para cerrar estos acuerdos: «tenemos que cerrar (el capítulo de) los mercados de carbono -«el corazón de la negociación»- y de ahí empezar la fase de implementación».

«Hay que pasar de la negociación a la acción, es un momento bisagra en el que tenemos que hacer un cambio, una transformación que lleve a un cambio profundo, para que estos cambios no afecten negativamente a las personas. Yo prefiero verlo como una oportunidad, en esta década deberíamos centrarnos en la acción climática», enfatiza.

BONOS DE CARBONO
El Acuerdo de París empieza a exigir en 2020 medidas más ambiciosas para lograr que la temperatura no aumente más de 1,5 grados y que las emisiones de carbono desciendan. Precisamente este último punto es el gran escollo de las negociaciones de la COP25, donde se ha de decidir el manejo de los bonos que los países podrían intercambiar.

«Este mercado tiene que ser global y la soluciones también, hay grandes y pequeños emisores, pero las concentraciones nos afectan a todos por igual, no tienen barreras, no hay límites entre países, tenemos que lograr acuerdos colectivos y globales, solamente así vamos a tener una posibilidad de reducción» de emisiones, sostiene.

Las negociaciones comenzaron este pasado miércoles y Couve prefiere esperar a que finalicen para dar una valoración concreta: «tenemos que esperar a que terminen estas dos semanas».

«Ha habido un gran debate para que las negociaciones tomen en cuenta la evidencia científica que tiene que alimentar esas negociaciones. (La regulación de los bonos de carbono) va a ser el corazón de la negociación, espero que termine con acuerdo entre las partes para cerrar el tema y pasar a la acción», declara.

LA POLÍTICA PÚBLICA
Uno de los mayores retos que tienen ahora mismo la política y la ciencia es precisamente vincular ese conocimiento mutuo, según se revela de las palabras del ministro chileno.

«Toda esa información que manejamos hoy en día, y que la comunidad puede discutir, proviene de la investigación científica de todo el mundo, que además, podemos coordinar para tener informes sistemáticos y rigurosos de lo que ocurre a nivel global, esa evidencia tiene que ser un pilar en la toma de decisiones», apunta.

Este biólogo está al frente del ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, presentado por el presidente Sebastián Piñera hace apenas un año, y antes de ser nombrado fue director del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica.

Consciente de la falta de acción, pese a que la ciencia arroja datos que deberían movilizar para proteger al clima de manera más contundente, Couve explica que «las decisiones no se toman automáticamente con la evidencia científica».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here