Chanco aborda la reconstrucción patrimonial y social a través de ciclo de actividades

Las acciones -que tienen lugar en el Museo de la Reconstrucción- buscan reflexionar en comunidad acerca de los 10 años que han pasado desde el terremoto del 27/F.

publicado por

Avatar
20 de febrero de 2020
139
La actividad “Reconstrucción es resiliencia” se desarrolló ayer abordando temas de autocuidado ante las emergencias.

A principios de esta semana, distintas personas, entre ellas, algunos residentes de Chanco, otros de Cauquenes, algunos jóvenes estudiantes de un liceo santiaguino, profesoras jubiladas y un carabinero, se reunieron en el Museo de la Reconstrucción de Chanco, motivados por la convocatoria que se realizó bajo el nombre de “Reconstrucción es música: Dame tu voz, taller de música”.

Se trató del primero de un ciclo de diez actividades que ese recinto está organizando para conmemorar los diez años del terremoto y maremoto del 27 de febrero del 2010. Puesto que la idea es que la gente pueda reflexionar acerca de este hecho que marcó el devenir de nuestro territorio maulino, muchos temas salieron a la luz en esa primera instancia.

“Fue muy interesante. Apareció por ejemplo el tema del feminismo y de la situación social en Chile, y con muy distintos puntos de vista, cada uno pensaba diferente. Y el taller terminó con una pequeña composición musical que recogió los distintos aportes.”, cuenta Mónica Sirvent, estudiante de Arquitectura de la Universidad Politécnico de Valencia, quien junto a dos jóvenes españolas, están haciendo la práctica profesional desde hace cinco meses en el museo y que están a cargo de la organización de este ciclo.

El miércoles fue la segunda actividad denominada “Reconstrucción es resiliencia”, donde se realizó una charla de la Red Geocientífica de Chile, en la Plaza de Armas de Chanco; y a continuación la Primera Compañía de Bomberos desarrolló -en su cuartel de bombas- el tema “Siempre listos: preparémonos para las emergencias”.

De esta forma, la idea es seguir avanzando hasta el próximo 27 de febrero con diversas actividades que son abiertas a todo público, pero para las cuales, se solicita inscribirse previamente a través de las redes sociales del Museo de la Reconstrucción o al teléfono +56 9 44720935, lo cual puede hacerse incluso el mismo día de la actividad.

EL ADOBE NO ES EL PROBLEMA
Además de la temática social que, de alguna forma, era de esperar que surgiera en estos encuentros, habrá también actividades enfocadas a temáticas tan concretas como la arquitectura en adobe, a partir del hecho que es este tipo de construcciones lo que le ha dado el carácter de zona típica al pueblo de Chanco.

Y si bien después del terremoto muchas de estas antiguas casas que caracterizaban a esta zona desparecieron, aún quedan unas cuantas, y la idea desde la municipalidad de Chanco es precisamente cuidarlas y restaurarlas en lo posible.

Es así como una de las líneas del proyecto de cooperación internacional ha permitido contar con profesionales de la arquitectura para levantar el Museo de la Reconstrucción, buscando generar conocimiento para la mantención de este tipo de construcción.

El ciclo de actividades incluye también dos talleres: uno de revoque grueso que realizará el experto, José Venegas, el día 25; y en la jornada siguiente, la arquitecta, Carmen Gómez, expondrá sobre el tema “Cómo reparar tu casona de adobe”.
“Lo que pasó después del terremoto es que muchas personas comenzaron a tener miedo de vivir en este tipo de viviendas, porque pensaban que la construcción en adobe era el problema. Entonces el museo lo que quiere hacer es dar a conocer que el problema no es el adobe, esta técnica patrimonial que lleva muchos años de historia, sino que es un tema de mantenimiento de este tipo de casa. El no saber cómo se comporta este tipo de construcción, qué intervenciones se pueden hacer, si se puede aplicar cemento, si se pueden hacer ventanas grandes, entonces, para eso tendremos estos talleres”, explica Mónica Sirvent.

“Lo que se trata es que no se pierda la esencia de la zona típica, que son las construcciones de adobe, que todavía quedan, pero cada vez menos”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here