Centro cultural más antiguo de Talca se marginó de acuerdo con el Gobierno

Si bien el convenio con la Red de Espacios Culturales no ha sido firmado, la disidencia de José Antonio Fuentes -de Galpón al Margen- se hizo pública y concreta a través de una carta enviada al Ministerio de las Culturas, aludiendo cuestiones de “transparencia”.

publicado por

Avatar
27 de mayo de 2020
683
: José Antonio Fuentes, profesional del teatro, a cargo del espacio Galpón Al Margen, manifestó su discrepancia en cuanto a la forma en que se entregarían recursos para los Centros Culturales Autogestionados.

Convertidos en las caras más públicas de la extrema precariedad en que ha caído el sector cultural a raíz de la crisis sanitaria, los centros culturales autogestionados han estado realizando campañas que buscan recaudar fondos para pagar los gastos básicos que les permitan seguir funcionando, mientras no reciben ingresos debido a la suspensión de funciones y talleres. Además, a la fecha, ya dos de estos espacios debieron dejar los espacios físicos que ocupaban.

En respuesta a esta realidad es que el 17 de mayo pasado, la seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Pía Soler, anunció -en entrevista a Diario El Centro, la firma de un convenio con la Red de Espacios Culturales del Maule, instancia que existe desde el año pasado convocados por la Unidad de Ciudadanía Cultural de esta cartera del Gobierno Regional (cuando formaron una cartelera para el programa “Maule elige cultura” en agosto, mes de la región). El convenio permitiría, según detalló la autoridad, la entrega de recursos a los centros culturales autogestionados de la región sin necesidad de postular.

Y aunque a esa fecha todo se veía sin dificultad (la seremi no dio fecha para la firma, pero dijo que sería “pronto”) el proceso ha tenido un traspié a partir de la decisión del Centro Cultural Galpón al Margen de autoexcluirse. El espacio talquino, dirigido por el actor y director, José Antonio Fuentes, es conocido en el ambiente artístico por abrir espacio a las artes teatrales, heredero del llamado “Teatro Chico” creado por su padre, el también actor, Héctor Fuentes. En el galpón llevan además 14 años organizando la Feria de las Artes Escénicas del Maule y es sede también de la compañía Teatropello que cuenta, a la fecha, con un extenso catálogo de obras.

LAS RAZONES
Sólo por lo que representa este espacio, el más antiguo de Talca que se maneja de manera autónoma, el significado del gesto no es menor. Además, el artista decidió enviar los antecedentes de las situaciones que dice no compartir a la ministra de las Culturas, Consuelo Valdés, en una carta formal.
Sobre lo que motiva la disidencia, José Antonio Fuentes explicó a Diario El Centro que: “primero, no aceptamos los dineros del ministerio para que se destinaran a otros con más necesidad. Y luego, por razones ideológicas, ya que dentro de este convenio hay espacios cerrados, otros que en años anteriores recibieron montos por 60 millones y un espacio gestionado por una jurado de otros fondos a los creadores, entregados hace algunas semanas. Dineros que recibirían no de forma directa, sino mediante la firma de todo el convenio por parte del Centro Cultural Talca Circo”.
“Al mismo tiempo me declaro en contra de la concursabilidad que propone el Estado, pero las preguntas son ¿por qué solo a ocho espacios y no a otras organizaciones que forman parte de los destinatarios de los dos programas? ¿Por qué los artistas independientes deben concursar y los espacios no?”, continúa.

Agregó que cuando habla de “espacios cerrados” se refiere al Centro Cultural La Micro de Curicó, el cual hace unas semanas dejó la casa que arrendaba, debido a que no pudo seguir pagando, pero que ha seguido con una programación online.
“Yo creo que La Micro tiene todo el derecho a recibir los recursos del Estado. Durante los años que existió el espacio demostraron ser un aporte relevante y destacable en la región, a la hora de hacer democrático el acceso a la cultura y al generar un movimiento artístico en la ciudad de Curicó. El problema es que estos recursos están destinados a los espacios e impedir su cierre por problemas económicos, no al fortalecimiento de una organización cultural que no trabaja en un lugar físico concreto que es hacia donde se encamina el trabajo de ellos”, explica José Antonio Fuentes.
En tanto, cuando menciona que hay un espacio gestionado por una persona que es jurado de otros fondos, explicó que se refiere a Manuela Cepeda, quien participa en el Centro Cultural El Cahuín de Molina. Consultada por Diario El Centro, Manuela Cepeda, quien es actualmente consejera regional de Cultura, aclaró que a ella no la unen vínculos legales a El Cahuín. “Cuando asumí como consejera regional de cultura dejé todo lo de El Cahuín, ya no soy su representante legal”, indicó.

CARTA A LA MINISTRA
Además de las razones que dio su director, la forma en que ha discurrido el distanciamiento ha provocado -de paso- una discusión importante en la comunidad artística regional, expresada –principalmente- en comentarios en redes sociales. El mismo creador talquino reconoce que ha ido en contra de todos prácticamente.

¿Por qué el tema no pudo quedar en una disidencia manifiesta y pensó que era necesario enviar carta a la ministra?
“Siempre ha quedado de manifiesto mi postura. La decisión de mandar la carta a la ministra fue en reacción a la sugerencia de los propios gestores de los demás espacios culturales de la Red Regional, en la cual no están todos los espacios talquinos, quienes pidieron que mis inquietudes las enviara por escrito. Y porque considero que en tiempos donde los recursos son escasos no solo para el mundo del arte sino para todas las personas, los dineros del Estado deben ocuparse de manera transparente sin beneficiar a un sector por sobre el otro.
Espero que cada organización firme convenios por separado con el ministerio y que no se ocupe solo a una para evitar cuestionamientos legales y éticos, que se concentre los recursos en los espacios que están en reales problemas económicos, es decir que deben pagar arriendo, gastos básicos, sueldos del personal; y que los beneficiarios del convenio se comprometan a generar empleo a otras personas que se encuentran en crisis”.

REACCIONES
Consultados por el tema, desde la Secretaria Regional Ministerial de las Culturas respondieron que “a la fecha no existe ningún convenio firmado con la Red de Espacios Culturales Autogestionados del Maule para este 2020. Se ha desarrollado -por segundo año consecutivo- un proceso colaborativo de trabajo entre la red y la institucionalidad que está en proceso de diseño, con la finalidad de apoyar las necesidades del sector cultural”.

Por otra parte, la actriz y cantante, Haydee García, quien en este tiempo ha estado rearticulando el Sindicato de Actores y Actrices (Sidarte Maule), aunque aclara que no habla a nombre de esta entidad que está en proceso de elegir su primera directiva, opinó que “sin duda, esto tensiona a la comunidad cultural y corta el hilo o hace más firme la estructura. Si se corta, se replantea todo y puede que justamente sea eso lo necesario para desarrollar una nueva administración de los recursos financieros”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here