Carlos Jaque: El deportista paralímpico maulino que recorre 16 kilómetros diarios en su bicicleta

Durante toda su vida, este sanjavierino ha estado involucrado con diferentes disciplinas. Si bien un accidente sufrido a sus 23 años le cambió la vida, debido al gran apoyo de su entorno, eso no es excusa para seguir desarrollándose en esta sociedad, siendo un verdadero ejemplo

publicado por

Avatar
16 de agosto de 2020
1251

En esta vida, hay personas que tienen como objetivo demostrarse a sí mismo y a los demás que las barreras y complicaciones son solamente eso, dificultades que hay que sortear, pero que con el apoyo fundamental del entorno y, sobre todo, con las ganas propias de salir adelante, no hay limitaciones para continuar desarrollándose en este mundo.

Este es el caso de Carlos José Jaque Cabrera (30), porque este sanjavierino de tomo y lomo, quien reside en el sector de Santa Cecilia, no la ha tenido para nada de fácil. Sin embargo, hoy tras un complicado proceso, el actual paciente de Teletón Talca tiene una vida, entre comillas, normales, ya que por estos días la pandemia lo ha complicado.

Pese a ello, el panorama actual lo motivó a seguir realizando actividad física. “No quería quedarme sin practicar deporte y, como vivo en el campo, salgo en bicicleta tomando los resguardos, lo cual me ha servido para fortalecer mi tren superior y olvidarme un poco del encierro. Hago entre 14 y 16 kilómetros y lo vivo al mil de felicidad con mi hermano chico”, dijo.

Hasta antes de la llegada del virus, Jaque venía desarrollando habilidades en disciplinas como el tenis de mesa, la natación, el canotaje e inclusive, el básquetbol con el equipo Nahuelquén de Talca. Todo eso, sumado al ciclismo. No obstante, el Covid-19 lo hizo variar sus expectativas para esta temporada.

TODA LA VIDA
Si bien hoy es junto a su bicicleta adaptada o su silla de ruedas donde goza con el deporte adaptado, hasta hace siete años lo hacía sin inconvenientes de manera convencional, pues un dramático accidente lo dejó parapléjico.

Este maulino se las arreglaba para disfrutar del fútbol amateur y también de la cueca, por lo que aquel suceso del 2013 le cambió la vida, situación que lo hizo ingresar a Teletón Talca. En aquel momento no fue fácil aceptar su condición, pero “Dios me puso en mi camino grandes personas como mis padres Cecilia Cabrera y Juan Carlos jaque, además de mis hermanos Nicolás y Paulina, quienes han hecho posible que crea en mí y en mis nuevas capacidades”, reconoció.

En ese sentido, la práctica en las diferentes disciplinas que ha desarrollado le han servido, primero, para su proceso de rehabilitación, pero no solo físico, sino que también sicológico. “Me ha ayudado mucho, principalmente, en mi mente, ya que cuando me ejercito me siento feliz y motivado. Esto ha mejorado mi condición física con una mejor resistencia, velocidad, fuerza, movilidad, mi coordinación, orientación, equilibrio, reacción, adaptación y lo mejor, la prevención de enfermedades. En mi condición de discapacidad también he conocido grandes personas y amigos con las mismas energías, de salir adelante y también debo agradecer mucho al deporte, sin olvidarme de mi gran mentor Cristian Cherif, profesor de Teletón”, sentenció el oriundo de la comuna del Loncomilla.

Sobre las bondades del deporte, Carlos Jaque, acotó: “Para mí el deporte es compañerismo, diversión, es una puerta de escape a mi condición. Me hace sentir servicial y es una manera de estar saludable y más feliz, gracias a los beneficios que entrega la actividad física”.

De hecho, desde niño Carlos jugó fútbol amateur en el Club Deportivo Yungay, junto a sus amigos y primos. Posteriormente, cuando ya estaba en series adultas, lo hizo en Colo-Colo de San Javier, donde jugó dos años antes de tener el accidente. “Fueron lindos momentos, donde conocí grandes amigos que ahora me toca verlos jugar como un verdadero hincha”, agregó.

MENSAJE
En su minuto este deportista aficionado estuvo muy golpeado con su accidente, pero hoy entiende su condición de discapacidad, la respeta y junto a ella está buscando seguir haciendo su vida.

Es por lo mismo, que entregó un gran mensaje: “Querer es poder, porque los límites están en nuestra mente. Siempre hay alguien dispuesto a ayudarnos en la vida que nos da grandes sorpresas. Quizás no es lo que queríamos o teníamos planeado, pero es lo que nos tocó y hay que salir adelante y reencontrarse a sí mismo de nuevo por amor propio y a nuestras familias que sufren al igual que nosotros. Es el mejor regalo que le podemos dar. Debemos vivir al máximo cada minuto, porque la vida es un regalo”.

Las ganas y el empuje de este maulino es digno de admirar y, gracias a sus ganas de salir adelante y el apoyo de sus familiares y cercanos, es un verdadero ejemplo para quienes les ha tocado alguna dificultad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here