Canoístas clasificadas a los Juegos Olímpicos denuncian total abandono del COCH y la Federación

La deportista oriunda de Constitución, Karen Roco, junto a su compañera, María José Mailliard, aseguraron que enviaron un plan para solicitar implementos, pensando en su preparación a la cita de los cinco anillos, no obstante, la solicitud fue denegada, por lo cual hoy están “desesperadas”

publicado por

Avatar
22 de junio de 2020
116
El pasado 25 de agosto, estas exponentes consiguieron la histórica clasificación a la justa de los cinco anillos.

El 25 de agosto de 2019 será recordado como una de las fechas más importantes en la carrera de las canoístas nacionales, Karen Roco y María José Mailliard, porque en el Mundial de Szeged, Hungría, en la modalidad C2, 500 metros, las exponentes chilenas consiguieron un histórico octavo lugar, posición que las clasificó de manera inédita a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La emoción por el vital logro a nivel país repercutió muy fuerte en la región, ya que Karen Roco instaló el nombre del Maule y el de Constitución en la cita deportiva más importante del mundo, por lo cual las felicitaciones se multiplicaron gracias a la hazaña conquistada tras años de preparación, trabajo, dedicación y entrenamientos junto a su compañera y su técnico Evidio González.

OPUESTO
Sin embargo, 10 meses después, la situación es diametralmente opuesta. La arremetida del Covid-19 en el mundo ha traído grandes perjuicios, no estando exento el deporte.

Inclusive, la justa de los cinco anillos, que estaba prevista para este año, fue aplazada para 2021 por el Comité Olímpico Internacional (COI) y la organización del evento, asumiendo la gran cantidad de casos que se registraron en el continente asiático y en el planeta en general.

De ahí en más, las complicaciones también han llegado para los deportistas, quienes tampoco han podido entrenar y mantenerse de manera óptima para cuando retomen las competencias, situación que en la actualidad le genera angustia a la maucha, Karen Roco.

“Han sido días difíciles, tiempos complejos. Estoy toda depresiva, estuve tres meses en Constitución intentando entrenar y no ha pasado un día que no he llorado de impotencia. Ya no veo televisión, me desgasta y me dan crisis de pánico ver tanta muerte”, advirtió.

ESPERANZA
Esa angustia, esperaba que quedara atrás hace algunas semanas, luego de que le dieran una autorización para ingresar a la región de Valparaíso para así entrenar en Curauma, junto a su partner.

No obstante, el escenario ha sido otro. “Conseguí un permiso para pasar por San Antonio para lograr llegar a Curauma con él hasta ahí, seremi (s) de salud de Valparaíso (Jaime Jamett). Fue un viaje agotador, pasando por varias barreras sanitarias, pero logré llegar. Cuando ya logré el objetivo, pude entrenar un día de manera normal, porque luego decretaron cuarentena total”.

APOYO
Como Karen no ha podido tener entrenamientos normales con su compañera de embarcación, sostuvo que se siente en “desventaja total en relación a las otras deportistas que se preparan para los Juegos Olímpicos”.

Aquel desmedro, además, ha venido de la mano por el escaso apoyo por parte del Comité Olímpico y también de la Federación, según reconoció la oriunda de la “Perla del Maule”. “En este periodo, solo obtuvimos un kit de entrenamiento, que en lo personal y junto a mi dupla María José, no nos sirve mucho, porque nuestro deporte es de velocidad. Nosotras debemos hacer fuerza todos los días de la semana, por lo que necesitamos barras y discos. De hecho, hicimos un proyecto y la respuesta que nos dio la Federación fue que el plan olímpico se opuso. Esa es toda la información que he obtenido”.
Si bien estas deportistas están recibiendo apoyo con alimentación, Roco, dijo: “Me siento impotente con los brazos atados, porque vimos que a nuestras rivales del mundo le tenían de todo en casa en sus cuarentenas. Les armaron un gimnasio, una canoa ergómetro (simulador) y nosotras no tenemos nada. Tengo frustración, porque siento que a nadie le preocupa que estemos entrenando, solo a mi entrenador, a mi compañera y yo. Sabemos lo que está pasamos a nivel mundial, pero si tuviéramos las condiciones en casa, estaríamos más tranquilas”.

POR MÁS
María José Mailliard también hizo sus descargos por toda esta situación que están viviendo, señalando: “Dentro de todo lo que está pasando, la preparación iba bien.

Teníamos la posibilidad, al menos, de poder entrenar, de hacer pesas, pero la verdad es que hoy nos encontramos en una situación horrible, donde está en juego y peligro toda esa preparación que venimos haciendo hace años, en vista a los Juegos Olímpicos, porque nosotros hacemos un deporte que es más velocista y necesitamos principalmente mantener nuestro trabajo muscular, haciendo pesas. Por otro lado, el contacto con el agua es súper importante, porque son sensaciones que uno va perdiendo, entonces estamos muy preocupadas. Estamos en nuestras casas y no tenemos absolutamente nada para entrenar”.

La exponente nacional, agregó: “No tenemos ni siquiera un disco para hacer fuerza y la verdad es que estamos desesperadas, porque no queremos que nuestra preparación, la que hemos hecho con tanto esfuerzo se vea perjudicada. Estamos viendo qué hacer, porque nadie nos responde nada, ni el Comité Olímpico, ni de la Federación. Todo el mundo se lava las manos, nadie es capaz de responder algo y el tiempo sigue pasando. En el deporte, cada minuto cuenta. Somos dos deportistas clasificadas a los Juegos Olímpicos, tenemos proyección y nos tienen abandonadas, sin ningún tipo de ayuda, de apoyo, ni una palabra de aliento. Eso es horrible”.

Por ahora, estas palistas deberán continuar en sus hogares, donde perderán masa muscular y seguirán dando ventaja para cuando la competencia retorne. El actuar de las autoridades competentes será primordial, para que puedan, por último en sus casas, se mantengan entrenando para tener una buena preparación a esta fiesta de alta exigencia, n la que representarán a todo un país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here