Campeón hay uno sólo

En un partido digno de una final, el cuadro sanjavierino dio la vuelta olímpica, después de vencer 3-2 a Teno. En este 2019, el monarca se definió en un encuentro único en el Estadio “Enrique Donn” de Constitución

Fue la guinda de la torta. Premio al esfuerzo, constancia, perseverancia, buen fútbol y al gran grupo humano que conformaron, la selección adulta de San Javier coronó una mansa campaña con el título regional 2019.

Todas las Asociaciones lucharon por este sueño, el anhelo era sacar los boletos al Nacional de Punta Arenas en febrero próximo, donde una sola selección tendrá ese derecho, que será la escuadra del Loncomilla, que levantó la copa el sábado último en el mismísimo Estadio “Enrique Donn” de Constitución, después de vencer 3-2 a su similar de Teno.

Fue un partidazo en suelo maucho que se definió con un tiro libre que quedará en la historia grande del fútbol sanjavierino. Más bien este grupo de guerreros pasará a ser recordado por siempre, ante la proeza conseguida, lo mismo que el cuerpo técnico encabezado por Ricardo Moya y la directiva que comanda el timonel Eliacer Albornoz.

Tarde

Fue una tarde distinta para los loncomillanos, de esas que esperan con ansias los peloteros. Desde muy temprano comenzó a alumbrar el cara de gallo, que iluminó a este grupo de jugadores que mojaron la tricota celeste para concretar el objetivo trazado.

Como mucha gente le tenía fe a este plantel, la comuna de San Javier se trasladó en masa a la Perla del Maule para alentar en las gradas a este equipo que había demostrado su potencial y su poderío, al contar entre sus filas con futbolistas que tenían clarita la película.

Muchos hinchas la hicieron de oro y desde muy temprano, porque aprovecharon las bondades de esta comuna balneario para luego pescar sus cosas y enfilarse a la cancha, porque viajaron preparados, con bombo y banderas para marcar presencia, tal como ocurrió durante todo el certamen futbolístico.

En tanto, la parcialidad de Teno, de igual forma, asistió al recinto deportivo maucho con la idea de conquistar el título de selecciones, tras impecables semanas, donde los teninos fueron dejando rivales en el camino.

En la zona norte estuvieron intratables los amarillos, por eso se quedaron con ese sector, lo que les dio la posibilidad de disputar esta finalísima, a partido único. Pero para mala suerte de ellos, se toparon con un inspirado San Javier.

Juego

Fue un cotejo digno de una final. En estas instancias cualquier error cuesta caro, por eso debían estar vivitos en la marca y en todas las líneas, pues el que pestañea, pierde.

Fueron minutos intensos en los primeros pasajes, aunque los sanjavierinos se acomodaron rápidamente para arrimarse al pórtico de Cristian Carrillo.

La selección de San Javier tiene la suerte de contar con un delantero de fuste y con grandes pergaminos, como lo es el villalegrino, Cristián “Pin” Ávila, quien es un artillero reconocido en la región por su capacidad goleadora.

Fue el mismo “Pin” el que se encargó de abrir la cuenta en los 14 minutos. Al ariete le quedó un balón, para después encarar al guardián tenino. Ávila no perdonó y a cobrar.

Los amarillos tuvieron un inicio dubitativo, se durmieron por momentos y eso lo aprovechó el cuadro celeste. En los 20’, el conjunto sanjavierino comenzaba a asegurar el chancho, ya que Jesús Sierra sacó un remate inatajable para Carrillo.

Las dos estocados le dolieron a Teno, que ni en la peor pesadilla pensó quedar abajo en el marcador tan rápido y por esa diferencia.

El entrenador del Maule Norte, Jefry Carvajal, debió mover sus piezas para variar en algo lo que estaba pasando en Constitución, considerando que sus pupilos estaban lejos de mostrar los pergaminos que lo llevaron a romperla en el lado norte. Es por ello, que en los 33 minutos optó por hacer una variante, ingresando el hábil y veloz Manuel Muñoz, quien reemplazó a Martín Quezada.

Y Muñoz terminaría siendo determinante en este compromiso, pues en los 36 minutos entró al área y fue infraccionado por Carlos Cofré, quien le cometió un penal, el que fue cobrado de inmediato por el juez Marcelo Villagra. Como quedaron algo adoloridos ambos jugadores, recién en los 41’ Patricio Reyes marcó desde los 12 pasos.

Esa diana le dio un segundo aire a los teninos, despertando en la última parte de ese capítulo.

Segunda

En la segunda parte, la selección de Teno adelantó sus líneas, collereó a todo ritmo, porque sabía lo que estaba en juego. Cuando el reloj marcaba los 63’, Manuel Muñoz nuevamente le llevó problemas a la zaga y con un bombeado remate, casi sorprende a Gonzalo Saldías, quien estuvo presto para enviar la pelota al tiro de esquina. De a poco los sanjavierinos se fueron echando atrás, pues estaban embotella- dos ante la arremetida de los teninos, que en los 78’ encontraron la paridad en los pies de Manuel Muñoz, quien encaró y batió al guardián de la comuna del Loncomilla.

Todo quedaba igualado en los últimos suspiros del partido, pero serían minutos que marcarían el trámite del cotejo. En los 83’, Javier Rozas recibió la segunda amarilla y con eso fue expulsado y, en los 86’, un gol de otro planeta le otorgó la corona a San Javier, ya que el talquino Israel Salgado anotó un golazo de tiro libre para delirio y euforia de toda esa parcialidad que arribó al “Enrique Donn”.

Alinean

Cuando todos los astros se alinean, pasa este tipo de situaciones, pues en el caso de San Javier, todos los estamentos se complementaron de buena forma para concretar esta hazaña. Los dirigentes, de la mano del presidente de la Asociación local Eliecer Albornoz, hicieron tremenda pega, siempre dándole al plantel las herramientas y posibilidades para una preparación a la altura de las circunstancias, en un torneo de alto nivel de juego, pues cada selección buscó a sus mejores exponentes y luego se fueron reforzando con los jugadores que les interesaba de los elencos que iban eliminando.

Además, el municipio local, con el alcalde Jorge Silva a la cabeza, también aportó con lo suyo para que estos muñecos estuvieran regalones y solamente se preocuparan de darle a la de cuero.

Datos

En la primera ronda, San Javier quedó libre por sorteo. Es decir, desde un inicio se daba todo para este cuadro. En la segunda fase, les correspondió medirse con Longaví, a quienes les ganaron de local 2-0 y de visita empataron 3-3.

Ya en la tercera etapa, se encontraron con la Asociación Villa San Agustín, dejándola en el camino tras el 1-1 en Talca y el 3-2 a favor en el “Alfonso Escobar Villablanca”, mientras que en la final zonal vencieron a la Víctor Zavala Bravo de Linares, gracias al 1-1 en casa y al triunfo por 2-1 en la Villa San Ambrosio, números que instalaron al conjunto del Loncomilla en esa final contra Teno, en la que se impuso por 3-2, en el encuentro único en Constitución.

Los san javierinos fueron claramente los mejores en este 2019, siendo monarcas invictos, por eso dieron la vuelta olímpica ante toda su gente que se trasladó hasta la Perla del Maule. Ahora, esta selección tendrá la responsabilidad de representar al Maule en el Nacional que será durante el verano de 2020, en la región de Magallanes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here