Buscan recoger el sentimiento artístico frente al Covid-19

El artista visual talquino, Rolando Cisternas, tuvo la iniciativa de crear “Brote”, formato que une artes visuales y poesía con el trasfondo muy presente del actual contexto sanitario.

A página completa es posible apreciar obras de artistas visuales contemporáneos en la nueva revista Brote. En la imagen, una obra de Rolando Cisternas.

“Separados permanecemos unidos desde la cuarentena” son las primeras palabras de la revista “Brote” que el 5 de mayo pasado se dio a conocer públicamente. Se trata de una publicación que nace en medio de la pandemia, y que se deja influir por ella, ya que reúne obras recientes (muchas nacidas en medio de la crisis sanitaria; y otras que no, pero que han sido seleccionadas en base a la sensibilidad actual), de artistas visuales y poetas principalmente del país, pero también algunos extranjeros.

Con 168 páginas que se pueden ver en el sitio web www.loposible.cl, esta revista que nace desde Talca, pretende por un lado mostrar sin mucha intervención gráfica la producción de arte contemporáneo nacional.

Así es posible apreciar obras de reconocidos exponentes del arte contemporáneo como el chileno radicado en Suecia Juan Castillo, el también chileno con base en Barcelona José Caerols; así como de muchos otros emergentes. Cabe mencionar también la presencia de los artistas maulinos Loreto Pérez, Giorgio Dalceggio (italiano radicado en el Maule), Mariana Riquelme (actualmente en Buenos Aires), Simón Fuentes y Rolando Cisternas.

En medio de las imágenes también surge la poesía de Dionisio Cañas, Josefina Bianchi y Víctor López, entre otros; y las reflexiones de Ignacio Morales.

EL SENTIMIENTO DEL PRESENTE
Todo parte desde la idea del artista visual Rolando Cisternas, quien, con una trayectoria importante, ha participado de exposiciones con Simbiótika Estudio en Talca, y en otras ciudades del país. “Surgió a partir de la cuarentena, todos estamos en nuestras casas y desde ahí salen conversaciones; en principio con Josefina Bianchi, poeta argentina. La idea era armar algo que tuviera el trabajo de algunos artistas y poetas, luego fui invitando artistas chilenos, y mientras invitaba a uno se me ocurría otro y así llegamos a 58 más o menos”, explica.

¿Cómo caracterizas esta revista a grandes rasgos?
“Creo que a través de la imagen y las palabras de los escritores, se recoge parte del sentimiento del presente y se genera un relato que cruza toda la revista. Entonces podría decir que es una revista sin textos teóricos sobre las obras que salen en ella, y en ese sentido se desmarca de las publicaciones habituales de arte”.

¿Cómo es el primer número?
“Aunque no pretendo hacer interpretaciones, si podría decir que las obras que arman este número hablan desde el presente de muchas maneras, desde la política, la ecología, la ciencia, etc… para unirse en un relato sobre una crisis que se alcanza a notar en cada página, una que traerá cambios para todos nosotros”.

¿Cómo se aborda el tema del financiamiento? ¿Cómo se espera lograr que sea un proyecto de largo aliento?
“La verdad creo que mucho de lo que hacemos actualmente choca con estos problemas antes de ser realmente algo. Pienso que este proyecto puede seguir de la manera en que nació, como algo simple. Tenemos que encontrar las formas de comunicar lo que hacemos sin depender de los financiamientos, y cuando ya tenemos los recursos materiales e intelectuales, siento como un deber usarlos y compartirlos. Si hay algo que seguramente mantendrá este proyecto, es la cooperación, la idea de un medio común sin publicidad ni censuras de ningún tipo”.

¿Por qué piensas que es importante difundir las artes visuales con iniciativas surgidas desde ellos mismos?
“Es necesario primero como artistas vernos, sin jerarquías, en la revista hay artistas de todas las trayectorias y lo que aquí hablan son sus obras. Por otro lado creo que también es bueno que nosotros hagamos proyectos con lo que sabemos, más allá de nuestras disciplinas específicas. Si uniéramos esas capacidades, seguramente tendríamos más maneras de asociatividad”.

¿Qué pasa con los artistas visuales en este tiempo que ven limitada la posibilidad de mostrar su trabajo?
Los artistas visuales, tanto como todos los artistas en general estamos en una situación muy precaria en lo que a seguridad social se refiere, creo que cada uno vive una realidad diferente pero todos compartimos una detención casi total de las actividades económicas relacionadas a nuestro quehacer. Aunque he visto iniciativas, quedan en los círculos más cercanos a coleccionistas, galeristas, etc, que representan una porción muy pequeña del total”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here