Bomberos debió enfrentar seguidilla de incendios

En uno de los siniestros fue detenido un sujeto como responsable, mientras que, en otra emergencia, un voluntario resultó lesionado a causa de una descarga eléctrica

publicado por

Avatar
10 de diciembre de 2019
127
Incendio en la madrugada del lunes afectó a siete carros de Ferrocarriles, frente a la ex estación de esta ciudad.

Un lapso de 24 horas de intenso movimiento enfrentó el Cuerpo de Bomberos de Curicó, luego que -entre el domingo y madrugada del lunes- debió concurrir a cerca de una decena de incendios, los cuales afectaron -por un lado- a pastizales, pero también a una casa, tras el siniestro desatado intencionalmente por su propietario. Se suma otra emergencia en los vagones del tren, donde uno de los voluntarios resultó lesionado tras recibir una fuerte descarga eléctrica.

Durante toda la tarde del domingo, los bomberos estuvieron trabajando en un incendio del sector Rauquén, en la zona norte de la ciudad, el cual comenzó con fuego en un sitio eriazo y terminó en un siniestro de características forestales, al traspasarse las llamas hasta un terreno donde funcionaba el Seminario San Pablo, de la Diócesis de Talca. Por ello, debió intervenir un helicóptero de la Corporación Nacional Forestal (Conaf).

La aeronave debió realizar cuatro descargas de agua para controlar la emergencia. A esta situación se sumó -ya de noche- una segunda emergencia, también de tipo forestal, donde las llamas afectaron una extensión mediana de pastizales, en la localidad de Chequenlemu, en la parte oriente de la comuna. Hasta allí concurrieron nuevamente los bomberos, a eso de las 02:50 de la madrugada, para atacar un siniestro que afectaba una casa del sector Lo Castillo.

A LA JUSTICIA
En este último caso, personal de Carabineros detuvo al propietario del inmueble, ya que confesó haber iniciado el incendio en su propia vivienda. No pasó mucho tiempo, cuando los voluntarios -aproximadamente a las 03:18 horas- se trasladaron hasta el sector de la ex Estación de Ferrocarriles de Curicó, donde el fuego destruyó siete vagones en estado de abandono, utilizados para pernoctar por personas en situación de calle.

En uno de estos casos, el inspector de Bomberos, Claudio Villavicencio, recibió una fuerte descarga eléctrica, al constatar que el carro estaba “colgado” desde la red de electricidad domiciliaria. Ante la gravedad de la situación, el joven oficial fue derivado por el vicesuperintendente de Bomberos, Rene Gonzalez, hasta el hospital de emergencia de la ciudad, donde fue estabilizado y derivado a su domicilio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here