Bomberos de Talca y sus 150 años

La idea es que, con el paso del tiempo, ya no sea necesario ver a los bomberos pidiendo ayuda a la salida de supermercados o en las calles, por cuanto la colaboración ciudadana debe ser canalizada y periódica.

Importantes proyectos anunció el nuevo superintendente del Cuerpo de Bomberos de Talca, Enrique Espinoza, en entrevista con Diario El Centro este domingo, en particular, con miras a lo que será el aniversario 150 de esta institución de voluntarios en octubre próximo, una fecha histórica para Talca y toda la región.

Lo primero es destacar el interés de los bomberos talquinos por perseverar en el carácter voluntario de sus integrantes, lo cual, en todo caso, no quiere decir que esta labor sea equivalente a un pasatiempo. Muy por el contrario, porque actualmente el profesionalismo y la capacitación son inherentes a la respuesta a la emergencia.

De hecho, cada bombero operativo debe llevar a cabo un exigente curso que mide distintos aspectos, tanto físicos, como de conocimientos y dedicación para servir a los demás. A ello se suma que, al interior de cada compañía, se exige también un fuerte sentido de solidaridad, lealtad, dedicación, honor y valentía.

Se trata de valores que, más allá de las formalidades de las marchas y colores institucionales, constituyen aspectos trascendentes que garantizan -a todos los ciudadanos- un servicio altamente profesionalizado y ejercido con el más estricto apego a los protocolos validados a nivel nacional, ante cualquier tipo de requerimiento.

La sociedad lo comprende así y quedó demostrado en el contexto de la crisis social, política y de orden público que vive el país desde octubre del año pasado. En todo caso, la labor bomberil requiere igualmente que exista un contexto de seguridad, por lo cual, se vuelve vital la coordinación con otras instituciones relevantes.

Pero hoy, con los actuales desafíos de la sociedad, se vuelve también muy importante que Bomberos avance en la digitalización e interconexión de sus instancias operativas y administrativas. Aunque actualmente ya es parte del trabajo diario bomberil, el uso de las nuevas tecnologías es clave para otorgar un mejor servicio.

Otro aspecto importante es el tema de los recursos. Actualmente, Bomberos de Talca recibe un importante subsidio de la municipalidad, así como aportes ciudadanos. Pero se debe avanzar en vías de financiamiento que permitan formalizar la ayuda de la comunidad, por ejemplo, a través del pago de servicios básicos.

También son muy destacables los fondos que se entregan a través de la Junta Nacional de Bomberos y el Consejo Regional (CORE), en particular, a través del financiamiento para la renovación de material rodante y nueva infraestructura en cuarteles y equipamiento. A ello se agregan los gastos en combustibles y mantenimiento.

La idea es que, con el paso del tiempo, ya no sea necesario ver a los bomberos pidiendo ayuda a la salida de supermercados o en las calles, por cuanto la colaboración ciudadana debe ser canalizada y periódica, en particular, cuando existe tecnología para facilitar estos procedimientos y contactar a las comunidades en forma directa.

Los bomberos nunca dirán que no y, como respuesta, la ciudadanía y sus autoridades deben valorar esta importante labor social. De ellos podemos exigir profesionalismo y valores permanentes, pero también, las personas deben ayudar y colaborar, evitando llamadas falsas y facilitando la labor en la respuesta a la emergencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here