Biomaterial sustituye el plástico con materias primas forestales y hongos

La iniciativa, impulsada por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), tiene un proceso con bajo impacto ambiental, ya que se aprovechan descartes de otras industrias.

publicado por

Avatar
25 de abril de 2020
175
El proyecto genera un producto alternativo al plumavit pero que no contamina y es biodegradable.

“Hypha” es una empresa biotecnológica que comenzó trabajando con la reproducción de distintos tipos de hongos silvestres recolectados en la precordillera del Maule para, a partir de este producto y, junto con materias primas forestales, crear biomateriales. Uno de ellos es “Mycotec”, una innovación que espera sustituir el plumavit.

La innovación -originada en Talca- es liderada por la ingeniera agrónoma, Catalina Mazo, quien -junto a su equipo- es apoyada por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura, la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) y la Fundación Innova.

Según cuenta Catalina, el nacimiento de Hypha fue durante una búsqueda de soluciones sustentables al problema ambiental que provocan los envases de un solo uso. “Los más utilizados son los de plástico, por ser versátiles, de bajos costos y porque no existen alternativas sustentables que compitan con sus cualidades”, dice.

A diferencia del plástico -que se fabrica- el producto “Mycotec” se cultiva. ¿Cómo? A través de hongos descomponedores de madera que se encuentran de forma silvestre en troncos en descomposición. Al aislarlos en el laboratorio, se pueden inocular en un sustrato específico, para que –finalmente- crezca adoptando la forma del molde en el que se encuentra contenido.

“Los hongos se comportan como un aglomerante natural, al colonizar y alimentarse de aserrín, cáscaras de nueces, maravilla u otros sustratos”, explicó Catalina. Agregó que, en una segunda etapa, bajo condiciones de humedad y temperatura controladas a nivel de laboratorio, se obtiene el biomaterial. Esto es, una alternativa ecológica a materiales como el plumavit.

ECONOMÍA CIRCULAR
Para FIA, el proyecto “Hypha” cumple con la misión que la institución se ha propuesto para 2020: contribuir a la solución eficiente de desafíos estratégicos del sector silvoagropecuario nacional y/o la cadena de valor asociada, por medio del fomento de tecnología en procesos de innovación, orientados al desarrollo sustentable.

“Mycotec se produce de manera estricta bajo los principios de la economía circular, porque las materias primas que utilizamos y los procesos son de bajo impacto ambiental, ya que se aprovechan descartes de otras industrias y no se generan desechos contaminantes ni perpetuos al final de su vida útil. Es compostable, una vez finalizada su vida útil y, finalmente, es un producto asociado directamente al territorio, ya que utilizamos hongos silvestres de la precordillera, materia prima e insumos de la industria local y cadena productiva nacional”, señaló Catalina.

De la mano con los lineamientos que busca impulsar FIA a través de los proyectos de jóvenes, Catalina Mazo, adelanta que “Hypha” apunta a generar soluciones para empresas con alta responsabilidad ambiental, que busquen acceder a certificaciones medioambientales y tengan interés en disminuir su huella de carbono.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here