Avanza inventario de erosión de suelos tras los incendios forestales de 2017

Desde el mes de diciembre del año 2019 comenzó el proyecto cuyos resultados de la primera etapa estarán disponibles durante el segundo semestre de este año

publicado por

Avatar
3 de julio de 2020
167
El proyecto cuenta con el apoyo de InnovaChile, agencia perteneciente a Corfo y también tiene la importante colaboración de la Subsecretaria de Agricultura.

TALCA.- Con ejecución a cargo del Centro de Información de Recursos Naturales (CIREN) y financiamiento de la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO), se está llevando a cabo el inventario, enfocado principalmente en las comunas de Cauquenes, Chanco, Constitución, Curepto, Empedrado, Hualañé, Licantén, Maule, Pencahue, San Javier y Vichuquén, todas afectadas por el mega-incendio del 2017.

Más de 400.000 hectáreas fueron afectadas ese año y todavía se desconoce su impacto, en todas sus aristas, por lo cual, se busca actualizar la información sobre el grado de erosión que presentan los suelos dañados por los siniestros.

Los estudios pretenden arrojar nuevos datos para la recuperación de las áreas afectadas y, de esta forma, focalizar la ayuda a los agricultores, asegurando la capacidad de producción de alimentos y, a la vez, de servicios ecosistémicos, ante un escenario de cambio climático global.

“El proyecto tiene un plazo de realización de tres años, donde se incluye la ejecución de acciones que permitan comunicar a la ciudadanía los avances del estudio. Estamos convencidos que evitar emergencias -como la que se vivió el 2017- significa importantes esfuerzos de educación ciudadana”, afirmó Félix Viveros, director ejecutivo de Ciren.

También explicó que, para lograr los objetivos, un equipo multidisciplinario de profesionales está desarrollando nuevas técnicas de percepción remota, para detectar y delimitar zonas con distintos grados de erosión en grandes extensiones del territorio. Trabajo para el cual se utilizan imágenes satelitales y modelos de elevación del terreno obtenidos mediante un sensor láser, además de capturar datos de vegetación y toma de muestras que son luego procesadas en laboratorios.

El suelo es un recurso natural renovable que constituye un patrimonio de la nación estratégico, para lograr un desarrollo sustentable que permita convertir a Chile en una potencia agroalimentaria y forestal.

BENEFICIOS DEL PROCESO
El suelo es un recurso natural no renovable a escala humana y representa un bien estratégico y fundamental para la seguridad alimentaria. Los incendios forestales causan perdidas de materia orgánica, muerte de micro organismos, volatilización de nutrientes como fósforo y nitrógeno, así como un efecto de hidrofobia.

Esto último se traduce en una repelencia al agua durante las primeras lluvias, lo que aumenta la escorrentía superficial, lo cual puede poner en peligro a la población, por ello, es de vital importancia la realización del proyecto. “Es importante recordar que, tierras sanas es sinónimo de alimentos saludables, mientras que suelos pobres, baja productividad”, resaltó el director de Ciren.

“La ejecución de este inventario permitirá que los usuarios y beneficiarios puedan contar con información actualizada, precisa y confiable del estado del recurso suelo y gracias a este diagnóstico, los agricultores que se encuentran presentes en las zonas donde exista mayor erosión, podrán acudir a los instrumentos de incentivos de recuperación de suelos degradados (SIRSD-S) que posee el Estado de Chile, para no perder la productividad de sus tierras”, detalló Félix Viveros.

El estudio incluye uso de avanzada tecnología y, a la vez, chequeo y estudio en terreno del fenómeno de erosión y la condición de los suelos, tras los incendios forestales de 2017.

¿CÓMO RECUPERAR LOS SUELOS?
Para el experto, es posible recuperar los suelos afectados, sin embargo, el aumento de los incendios en las últimas décadas puede causar grandes pérdidas de suelo por erosión. De allí viene la importancia de actuar y efectuar labores de recuperación y protección sobre zonas quemadas, como -por ejemplo- realizar siembras de leguminosas en laderas de alta pendiente y promover la re-forestación natural.

Viveros resaltó la importancia de que los ciudadanos puedan trabajar en la prevención de los incendios forestales. “En los últimos tiempos, en Chile ha habido un gran esfuerzo por parte del Estado y de diferentes organizaciones, para generar conciencia en la población, ya que un acto inconsciente puede generar efectos devastadores. Una chispa o un cigarro mal apagado puede detonar graves daños y debemos prevenir, nuestras generaciones futuras lo agradecerán”, puntualizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here