Autoridades y vecinos recordaron los tradicionales desfiles en homenaje a las glorias navales en Talca

La conmemoración no tuvo lugar este año, para evitar la propagación del contagio del Covid-19, aunque igualmente se instaló una ofrenda floral en la Plaza Arturo Prat de la capital regional.

A pesar de las bajas temperaturas, José Mejías se hizo presente en el monumento de Arturo Prat.

Este 21 de mayo las circunstancias sanitarias imperantes en el
país, limitaron al mínimo la conmemoración de un aniversario más del acontecimiento histórico que representa el Combate Naval de Iquique, efeméride que cada año congregaba a cientos de talquinos en la plaza que lleva el nombre del Héroe Nacional que protagonizó esta hazaña, Arturo Prat, ubicada en las cercanías del terminal de buses.

Es por ello que, durante la fría mañana de este jueves, a los pies de la estatua que recuerda a los héroes de la Esmeralda, sobresalía la ofrenda floral que la municipalidad de Talca ofreció para homenajear la conmemoración del aniversario 141 de una de las batallas más importantes de la Guerra del Pacificó.

“ENEMIGO COMÚN”
El alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, se refirió a la relevancia de dicha efeméride, al expresar que “conmemoramos la gesta que marcó un antes y un después en la Guerra del Pacífico. La epopeya de Prat y su tripulación, en el Combate Naval de Iquique, fueron detonante del patriotismo ciudadano y espíritu heroico que tanto caracteriza al chileno”.
El edil también se refirió al impacto del contexto actual, al señalar que “141 años después, enfrentamos una nueva batalla contra un enemigo común y que no da tregua, con el Coronavirus. No me cabe duda, que lo encararemos con la misma valentía, heroísmo y espíritu de cuerpo que lo hicieron en el pasado nuestros próceres navales liderados por Arturo Prat”.

AÑORANZA POR EL DESFILE
“Uno está acostumbrado a venir a ver el desfile en este día tan importante”, comentó José Mejías, un vecino de las inmediaciones de la plaza Arturo Prat, en Talca, y que acostumbraba presenciar el desfile cívico-militar cada 21 de mayo, como una de las formas en que se honraba a los héroes caídos y a la Armada de Chile.
Es por ello que no pudo evitar salir y visitar la plaza, con su respectiva mascarilla, para pararse delante del busto del marino y militar chileno, a pesar de estar consciente que -este año- el homenaje debía ser postergado, puesto que su desarrollo contradecía las medidas impuestas por las autoridades sanitarias para evitar la propagación del Covid-19.
“Éste es un hecho muy importante. Era multitudinaria la presencia en esta plaza en desfiles anteriores. Luego, se hacían fiestas en el Centro de Vecinos y se realizaba un coctel con las autoridades. Es una fecha plagada de tradiciones”, afirmó.


“VENÍAMOS TODOS”

También recordó que no fueron pocas las oportunidades que asistió acompañado de su familia y sus hijos a tal homenaje, siendo el escenario perfecto para hacerles conocer a sus hijos la importancia del hecho histórico que se conmemora cada 21 de mayo.

“Veníamos toda la familia a ver el desfile de la Fuerzas Armadas, los diferentes colegios de la ciudad, el Cuerpo de Bomberos, el desfile de los huasos montados en sus caballos, era toda una tradición muy bonita”, relató.
A pesar de su avanzada edad, don José cumple a cabalidad con las medidas sanitarias, con el objetivo que, para el próximo año, pueda disfrutar -otra vez- del tradicional desfile cívico-militar en Talca, en tributo al Combate Naval de Iquique.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here