Autoridades y economistas resaltan comprometido estado de la economía

Los ministros de las carteras de Economía y Hacienda manifestaron su preocupación sobre la proyección financiera, mientras economistas locales se pronunciaron sobre la incidencia del Imacec no minero

El comercio y los servicios son los sectores más afectados en la actividad económica nacional tras el estallido social.

Tal y como se había previsto, la economía a nivel nacional continuó con una marcada tendencia a la baja que se arrastra desde el último trimestre del 2019, luego que el Bacon Central diera a conocer el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) correspondiente a noviembre de 2019, donde se reveló una contracción del -3,3% en comparación con igual mes del 2018.

La cifra se asemeja al dato registrado durante el mes de octubre, donde se computó un -3,4%, indicador que representó ser el decrecimiento más significativo en la última década. Todo ello, como efecto directo de la crisis social, política y de orden público registrada a partir de octubre del 2019.

Según el informe dado a conocer por el BC, el Imacec no minero decayó en 3,1%, afectado por el desempeño de las actividades de servicios y comercio, con caídas en sectores como educación, transportes, restaurantes y hoteles.

AUTORIDADES NACIONALES

Al respecto, el ministro de Hacienda, Antonio Briones, manifestó que esta variación del Imacec está en línea con lo que se esperaba desde esta cartera, manteniendo sus proyecciones para el último trimestre, con una estimación de crecimiento del PIB nacional del 1%.

“Lo que debe implicar una caída del Imacec que esperamos para diciembre bastante más moderada que la que hemos observado durante octubre y noviembre en torno al 1%”, vaticinó.

También confirmó la proyección de crecimiento para el 2020 con un crecimiento alrededor del 1,3% del PIB. Recalcó que estas cifras están muy por debajo de las expectativas de crecimiento que se tenían antes del 2018, evidenciando lo que este fenómeno ha tenido como consecuencia dentro de la actividad económica.

En tanto, su homólogo del Ministerio de Economía, Lucas Palacio, reafirmó que el Imacec del mes de noviembre “está influido por las manifestaciones, que entorpecieron las cadenas logísticas de producción. El efecto más concreto para las personas es que menos producción se traduce rápidamente en menos empleo”.

El secretario de Estado afirmó que, a este paso, solo en el 2021 el país pudiera proyectar un crecimiento del PIB cercano al 3%, de mantenerse la normalidad en el escenario sociopolítico.

VOCES DE ECONOMISTAS

El economista de la Universidad de Talca, Gabriel Pino, sostuvo que la cifra de Imacec de noviembre confirma la delicada situación económica en la que se encuentra el país, tras registrar el segundo mes con crecimiento negativo, añadiendo que es de esperar que el último mes del 2019 siga la misma tendencia.

“La caída en la actividad económica producto de la contingencia social ha repercutido de manera importante en sectores como el comercio y servicios. Además, la incertidumbre existente también tiene un impacto negativo en el consumo y la inversión”, analizó.

El experto advirtió que la recesión técnica parece acercarse más, lo cual podría traer serios impactos en el empleo para el 2020. Sin embargo, a pesar del negativo escenario, Pino consideró como una buena noticia el hecho que la caída registrada fuera inferior a la pronosticada por algunos entendidos en el tema.

“De mantenerse una tendencia a la normalización de la actividad económica con manifestaciones mayoritariamente pacíficas, podríamos esperar cifras más alentadoras en los próximos meses. No obstante, un recrudecimiento de la violencia de algunos sectores podría implicar que estas primeras cifras negativas solo sean el comienzo de un complicado 2020”, sostuvo.

Por su parte, el economista, Guillermo Riquelme, consideró que la caída era la esperada y focalizó su preocupación en el comportamiento del Imacec minero, con una contracción del 5,1% lo que pudiera repercutir en la entrada de flujos de divisas al país, pudiendo afectar aún más la deficitaria cuenta corriente del país, con una presión al alza del dólar.

“Por el lado del Imacec no minero destaca la caída del sector comercio y servicios, actividades muy importantes para el Maule, especialmente en el empleo, ya que ambos ponderan sobre el 50% del empleo regional”, afirmó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here