Autoridades fiscalizan a empresas para asegurar suministro eléctrico

La SEC analizó los índices SAIDI donde la región supera con creces el promedio nacional, lo cual se considera como “inaceptable”

Chile se ha puesto una meta al 2035, de tener 5 horas de interrupción en promedio, y el 2050 una hora.

El índice SAIDI es un indicador que permite mostrar el tiempo promedio que un usuario se encuentra sin suministro eléctrico, durante un período de tiempo determinado. Para el período enero a diciembre de 2019, los hogares chilenos estuvieron, en promedio, 13,92 horas sin suministro eléctrico. A nivel regional, durante el mismo periodo, la región registró un SAIDI promedio de 20,23 horas sin luz.

El superintendente (s) de Electricidad y Combustibles (SEC), Andrés Jáuregui, junto al director regional de SEC, Francisco Valdebenito, y a la seremi de Energía, Anita Prizant, fiscalizaron el avance de las medidas instruidas por el organismo -en el marco de la nueva Norma Técnica de Calidad de Servicio para Sistemas de Distribución- a las empresas eléctricas que operan en el centro sur del país, las cuales tienen por objetivo entregar un suministro continuo y seguro a la comunidad.

“Estamos con una serie de planes de acción, movilizando a las empresas para poder tener una disminución en la interrupción, entre ellos: poda, tala, roce de áreas forestales, pero también con la gestión propia de los sistemas de despacho de energía”, sostuvo.

“SE PUEDE PREVENIR”
El superintendente (s) añadió que “estuvimos en el Centro de Despacho y Distribución de CGE y ver que efectivamente hay situaciones que se pueden prevenir, como todas aquellas acciones como la falla reciente en Iloca por sobre corriente y eso perfectamente pudo haberse prevenido, solamente con una buena coordinación, viendo cómo están ajustadas las protecciones y los sistemas de control”.

Además, observan que en la época estival existe un aumento de la demanda, sobre todo en la zona costera, por lo cual, enfatizó que “ninguna falla se tiene que producir, pero hay temas que son de absoluto control de la compañía, y hay temas que son de fuerza mayor, como los eventos climatológicos”, indicó Jáuregui.

En este marco, las autoridades llegaron hasta la Subestación Itahue, propiedad de Transelec y ubicada en la comuna de Molina, donde -tras verificar el funcionamiento de las instalaciones- se analizó con las empresas de generación, transmisión y distribución, el estado de la red eléctrica, el índice SAIDI 2019 para el 0Maule y el cumplimiento de los planes de acción instruidos.

FALTA GESTIÓN INTERNA
La superintendencia analizó los índices SAIDI que arrojó el Maule y que supera con creces el promedio nacional, lo cual Jáuregui lo consideró “inaceptable”, ante lo cual, señaló que están atentos a que esa cifra baje, pese a la condición de ruralidad que tiene la región.

La seremi Prizant, en tanto, señaló que “las empresas han reconocido que ha faltado gestión interna de ellos, la debida diligencia para prevenir este tipo de corte. Pero entendemos que a la sociedad le interesa tener un suministro constante y sin problemas de voltaje”.

“Esta nueva norma que algo que se va aplicar con mucha fuerza en la región, es cómo asegurar el suministro. Se instalaron generadores en las comunas con más cortes, hoy estamos exigiendo que pongan generadores en los APR (agua potable rural), para asegurar el sistema de agua potable. Hoy día, en los últimos cortes que ha habido, están en proceso de investigación”, afirmó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here