Aunque ha llovido más que el año pasado igualmente el Maule está bajo lo normal

La Junta de Vigilancia del Río Maule señaló que ha caído una importante cantidad de nieve, pero que se tiene que compactar para asegurar que sirva para el riego agrícola durante el verano.

publicado por

Avatar
25 de junio de 2020
2520
En la Ruta CCH-115, antes del Retén La Mina de Carabineros, cayó nieve durante todo el día. Se espera que hacia el fin de semana siga lloviendo, y también de forma pausada la próxima semana.

Efectos positivos, salvo excepciones, han tenido las intensas lluvias que por estos días se registraron en el Maule. El seremi de Obras Públicas, Francisco Durán, destacó que en las últimas semanas en la región del Maule “se ha visto una gran cantidad de lluvia y acumulación de nieve, lo que es una muy buena noticia para la región. Esto viene a favorecer y estrechar los números que vienen de los años anteriores, especialmente del 2019 con relación al déficit hídrico”.

Comentó que “podríamos decir hoy día que este número negativo ha retrocedido a un 36,6%, en igual periodo del año pasado tenemos superávit en varias zonas de la región del Maule, siendo quien empuja con mayor fuerza este número positivo la provincia de Curicó con un 4,7%”.

“Esto va de la mano con fenómenos naturales que se han podido observar como en la recuperación del Radal Siete Tazas, como también en la recuperación del río Ancoa (provincia de Linares) que, en las últimas semanas, se había mostrado con un caudal muy deficitario, lo que hace poner en un muy buen pronóstico lo que se espera para la temporada de invierno, en relación al año anterior”, explicó la autoridad.
El seremi Durán enfatizó en todo caso que “sin perjuicio de esto, no queremos dejar de advertir que la situación todavía es compleja, todavía debemos hablar de sequía y confiando también en que las próximas semanas que son ya de invierno, sigan favoreciendo la acumulación de lluvias y de nieve”.

EMBALSES
Por su parte, Carlos Diez, presidente de la Junta de Vigilancia del Río Maule, indicó que en Linares, en el año 2019, a la misma fecha de junio, habían caído 301 milímetros y, este año, se han registrado 290, es decir, un 4% menos respecto al 2019, que fue un año de sequía. Respecto de un año normal, en tanto, “teníamos 410 milímetros, o sea, el déficit es mayor en esa comparación con un 31% menos. “Hay que considerar que, para Linares, un año normal son 900 milímetros”, comentó.

Explicó que, en el sector de Armerillo (provincia de Talca), el año pasado habían caído 631 milímetros y, este año, se registran 801 milímetros, eso es, un 28% más, pero en un año normal caen 2.000 milímetros, por lo tanto, existe un 60% menos de pluviometría.
“En relación a las lluvias, han estado bastante bien, ojalá que siga lloviendo, es necesario que siga lloviendo, no podemos cantar victoria, porque estamos muy por debajo de lo necesario y, la verdad, es que es un gran aporte. En cuanto a la nieve, que el año pasado fue de sequía, donde había 48 centímetros. Este año tenemos 1.10 metros, pero es nieve fresca, recién caída, es decir, se tiene que compactarse y bajar a la mitad. Y hay que considerar que, en un año normal, son 3.5 metros, por lo tanto, nos falta bastante”, sostuvo Diez.

En relación a los embalses, Laguna del Maule este año tiene 224 millones de metros cúbicos, que es una capacidad del 15% respecto al total; y en el caso del embalse Ancoa, tiene 20 millones de metros cúbicos, lo cual aproximadamente es el 25% de su capacidad total (80 millones de metros cúbicos).
“Es un gran beneficio este frente que entró y que va a durar hasta la próxima semana. Todavía estamos en sequía, porque es bastante grande y no se cubren las necesidades”, manifestó Carlos Diez.

“HA LLOVIDO MÁS”
Arnaldo Zúñiga, meteorólogo de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), en Santiago, indicó que el año pasado, solamente en abril cayeron 2,8 milímetros; en mayo, otros 50,2 y, en junio, fueron 58,2.
“Este año, según lo registrado en la estación de Curicó, tenemos a la fecha 192,0 milímetros, y el año pasado llevábamos 85,6. Es decir, estamos hablando de casi el doble. Para un año normal, en todo caso, deberían ser 303,6 milímetros, o sea, estamos igual con un 36,6% de déficit”, sostuvo el experto.

Pero, advirtió que, comparado con años anteriores, lógicamente que el mes de junio ha sido más lluvioso. “Nosotros hacemos pronósticos estacionales trimestrales, y se hablaba de que íbamos a estar por debajo de los valores normales”, enfatizó.
En cuanto a las precipitaciones, el profesional de la DMC explicó que se está investigando su origen técnico. “Hay un fenómeno cálido que está al sureste de Australia. Los climatólogos están asumiendo que a pesar de la gran sequía que tenemos en Chile, las últimas semanas disminuyó la temperatura en torno a los dos grados. Se está investigando que esa sería la causa que está gatillando que los sistemas frontales estén pasando más activos en la zona central del país”, detalló Zúñiga.
“Pasa que los modelos –como eso ocurrió de una semana a otra- no son capaces de verlo con un pronóstico a tres meses, por eso, es probable que en junio haya llovido más de lo que estaban indicando inicialmente los pronósticos”, señaló el meteorólogo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here