¡Atención al pasado para avanzar!

Sócrates preguntaba a sus colegas, personas con pose de sabio a quienes el resto tenían el deber de venerar y consultar: “Que no sabes menos de lo que crees saber, o que sabiendo algo, no dispones del lenguaje apropiado para transmitir a los demás”. Frase que nos debería llevar a reflexionar en momentos que intentamos encontrar respuestas ante situaciones de diferente índole, en especial con la llegada del Covid-19.

Con una pandemia inserta en nuestra vida diaria, que recorre todos los rincones, que no respeta edad, poder, status y condición social, que nos está llevando a una crisis desde todo punto de vista, queda en evidencia que la cultura cívica debería estar a la altura de la salud y la educación, trilogía fundamental en el quehacer dentro de una sociedad.

Aquí es donde afloran muchas personalidades, instruyendo sobre los caminos a seguir, haciéndonos pensar, en momentos, que todo es fácil, y presenciando como se llega a acuerdos que después son desechados. Esto pone en evidencia lo frágiles que somos.

Nos hemos dado cuenta que nuestra forma de pensar, puntos de vista y acciones han cambiado después de la llegada de esta pandemia. Nos vemos envueltos sin encontrar un camino, con mucha ansiedad, mala compañera de viaje.
Tenemos que ponerle freno y fortalecernos, con paciencia y tolerancia, para no estallar de ira ante tanto desatino, que se ha puesto de manifiesto con mayor frecuencia.

El ser humano es sociable por naturaleza, para poder transitar de forma normal en la sociedad, buscando lo que es bueno, justo y verdadero. Para ello, necesitamos del diálogo, pero teníamos que esperar el Coronavirus para darnos cuenta de algo que es obvio, fuimos lentamente perdiendo el camino de que todos tenemos derecho a la vida, al trabajo, a un salario justo, al descanso, a la agremiación, a la protección de la familia, al alimento, a la vivienda y a la cultura.

Creo que no podemos esperar milagros, donde cada uno de nosotros debe aportar con lo que nos corresponde dentro de los que se nos pide: mascarillas, guantes, distancia y obediencia a ciertas restricciones.

Estimo que saliendo de esta situación dolorosa e incómoda, que nos lleva a diferentes sacrificios, vamos a tener más actitudes solidarias en nuestro caminar, pero para ello se requiere un cambio donde se deben respetar los derechos y también se debe dar énfasis profundo a lo que significan los deberes de cada uno, de la mano con el cumplimiento de obligaciones y responsabilidades, existiendo siempre la transparencia y el amor al prójimo, sin dejar de lado, esa frase que es tan clara y precisa y que debe estar presente en nuestro caminar: “No hagas a otro lo que no te gustaría que hicieran contigo”.

La sociedad debe ser de todos, donde a nadie le falte la dignidad para sentirse parte de ella, situación fundamental para poder realizar trabajos en grupo, en que las cosas se deben hacer con transparencia y equidad. La ayuda mutua debe estar presente.

Hoy en día se ha puesto más difícil saber escuchar y menos que lo escuchen, razón por la cual para salir adelante se nos coloca muchas veces la situación cuesta arriba, donde crisis y conflicto suelen asociarse pero para ello necesitamos del otro (otra) y de los otros u (otras).

Salir adelante supone procesos de información, desarrollar habilidades, pero además cultivar hábitos y aprender nuevas maneras de ser, hacer, conocer y convivir, porque hay tantas cosas que nadie toma en cuenta la mayoría de las veces, algo tan simple como la cortesía, el saber escuchar, el responder con base y con argumentos, respetar las opiniones, en colocarse la camiseta por su institución, por su club, por su ciudad, por su país, por su colegio, por su industria y por la vida.

¡La vida es todo! Pero es necesario saber vivirla, avanzar sin dañar, avanzar en conjunto, para disfrutarla, respetando, colaborando, dignificándonos todos, con una lejanía de la corrupción, de los arreglos y de los comodines. Debe ser una vida para todos.

HÉCTOR ESPINOSA PEREIRA
PROFESOR DE EDUCACIÓN FÍSICA
TÉCNICO DE FÚTBOL
DIPLOMADO EN GESTIÓN EDUCACIONAL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here