Asociación de Gendarmes pide restricción de traslados de internos hacia el Maule

El último caso confirmado de Covid-19 corresponde a un imputado que llegó a la cárcel de hombres de Talca desde la Región Metropolitana, el pasado 15 de mayo.

El imputado contagiado no ha mantenido contacto con el resto de la población penal, aseguraron desde la Dirección de Gendarmería.

Un nuevo contagio en la población penitenciaria de la región fue confirmado la semana pasada por Gendarmería de Chile, específicamente, en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Talca. Se trató de un privado de libertad trasladado desde la Región Metropolitana el 15 de mayo por requerimiento judicial.

El interno, traído al CCP Talca por una causa de robo en lugar habitado, al presentar síntomas fue trasladado al Hospital Regional donde se le tomaron muestras para determinar si tenía Coronavirus y el resultado dio positivo.

A partir de este caso -que eleva a dos el número de reos contagiados en la región, uno de los cuales ya está recuperado-, desde la Asociación de Gendarmes de Chile solicitaron que en la medida de lo posible sean restringidos los traslados de internos desde la Región Metropolitana y que cuando se realicen sean testeados previamente.

“Hacemos un llamado a restringir el traslado de internos desde la Región Metropolitana a las distintas regiones del país. Ahora bien, el llamado que le hacemos a nuestra autoridad nacional es que si estos traslados necesariamente obedecen a una disposición de los tribunales también se efectúe una coordinación entre Gendarmería, el Ministerio de Justicia y el Poder Judicial de que se ocupen los medios tecnológicos para que a los internos se les haga por videollamada la audiencia y no tengan que ser trasladados de región en región para evitar que se sigan propagando el contagio que hay en la Región Metropolitana”, sugirió Pablo Jaque, presidente de la Asociación de Gendarmes de Chile.

Los traslados entre recintos penitenciarios, según lo informado por la Dirección de Gendarmería, corresponden a resoluciones judiciales, medidas sanitarias o de seguridad institucional. Independientemente del caso aseguraron que se toman los resguardos necesarios para cuidar la integridad tanto de los reos como de los funcionarios que trabajan en las cárceles.

TOMA DE MUESTRAS
Como parte del protocolo del Departamento de Salud de Gendarmería todos los internos nuevos que llegan al recinto penitenciario, bien sea por medida cautelar de prisión preventiva o por el traslado desde una cárcel de otra región, antes de ser enviados al módulo correspondiente cumplen una cuarentena preventiva en un espacio habilitado por tal fin dentro del recinto, por lo cual este nuevo contagiado no tuvo contacto con el resto de la población penal.

A quienes han terminado el periodo de aislamiento preventivo se les ha aplicado test rápidos suministrados por el Servicio de Salud del Maule y está en proceso de coordinación un nuevo testeo para los reos que siguen en ese sector cumpliendo la cuarentena.

“Nosotros estamos haciendo el máximo de trabajo, pero si las autoridades del Ministerio de Salud no nos ayudan ellos van a ser los responsables de la crisis en materia de salud que pueda suceder dentro de las unidades penales”, recalcó el vocero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here