Alcaldes piden llegar a acuerdos para resolver paro del transporte rural

La razón fue por disconformidad con el monto que van a recibir los transportistas por concepto de la rebaja del 50% del pasaje para adultos mayores decretado por el Gobierno

Sin buses permanecieron durante todo el día los andenes de las rutas rurales en el terminal Lorenzo Varoli de Talca.

En su totalidad se cumplió este miércoles la convocatoria de paralización indefinida en el transporte rural en la región del Maule, convocado en rechazo al monto que el Gobierno entregará como subsidio a los transportistas del Maule por la rebaja del 50% del pasaje como beneficio para los adultos mayores.

La paralización obligó a quienes se trasladan desde o hacia esas comunidades a postergar compromisos o buscar alternativas de traslado desde sus comunas.
Fue el caso de Karen Troncoso que viajó desde Linares a Talca en transporte público, pero de regreso, se encontró con el terminal Lorenzo Varoli vacío en los andenes rurales.

“Yo soy de Linares y me vine temprano en locomoción, sin problema. Pregunté y me dijeron que iba a haber micros, pero ahora llego y no hay. Ahora no sé cómo devolverme a Linares”, comentó Troncoso.

En esta ocasión, no se produjo un colapso en el terminal ni sus alrededores por pasajeros en búsqueda de transporte, como suele ocurrir cuando hay paro. Lo que se atribuye, en parte, a la caída de la demanda del servicio debido a la pandemia.

Además, desde la Asociación Gremial de Taxis Colectivos Rurales, el secretario de este gremio, Fernando Gacitúa, señaló que durante la mañana de este miércoles se presentaron buses de transporte de temporeros qie estaban trasladando pasajeros de manera irregular y sin ser fiscalizados.

HABLA LOS ALCALDES
Los alcaldes de algunas de las comunas más cercanas a Talca y cuyas comunidades se ven directamente afectadas por el paro, lamentaron la dificultad que significa esta medida de fuerza.

“Es complicado un paro de este tipo, ya que cerca de un 30% de nuestros vecinos viven en zonas rurales y, muchos de ellos, realizan trámites y se abastecen de alimentos en San Javier, por dar un ejemplo”, refirió el alcalde de dicha comuna, Jorge Silva.

Para auxiliar a la comunidad, se puso a disposición dos buses municipales para completar recorridos desde Nirivilo y Melozal, con dirección a San Javier, recogiendo pasajeros de sectores ubicados en la ruta L30-M, como Huerta de Maule y Vaquería; así como en la ruta Los Conquistadores, por los sectores de Cerrillos, Carrizal y Alquihue.

En tanto, la alcaldesa de San Rafael, Claudia Díaz, afirmó que si bien puede ser comprensible la demanda de los transportistas, es igualmente primordial que exista un acuerdo entre las partes para evitar mayores complicaciones a la comunidad.

“Ojalá se solucione el tema de los transportistas con el Gobierno para poder dar solución y restablecer el servicio a la gente que realmente lo necesita. Hoy la afectada es la gente que ocupa la locomoción colectiva y que son los de más bajos recursos. No estoy diciendo que no sean legítimas las demandas de los transportistas (…), pero solo pedir que, ojalá, lleguen a un consenso y puedan retomar el servicio para el bien de la comunidad”, expresó la alcaldesa.

Una opinión similar manifestó la alcaldesa de Pencahue, Lucy Lara, aunque advirtió que son pocos los adultos mayores que viajan en su comuna, debido a los peligros de contagios.

DISCONFORMIDAD
La razón que motivó el paro fue la disconformidad por los recursos que van a recibir los transportistas por concepto de subsidio a la rebaja del 50% del pasaje para personas mayores de 65 años de edad, medida que comenzaba regir este miércoles, tanto para buses interurbanos como rurales de todo el país.

En términos prácticos, los 250 mil pesos ofrecidos por el Ministerio de Transporte para cada empresario de buses rurales, se subdividen en un 20% que corresponde al conductor. Se trata de una cantidad insuficiente para este año, explicó Pedro Bravo, presidente del Sindicato Interempresas Séptima Región.

“Nosotros estábamos ganando entre 20 y 25 mil pesos diarios cuando trabajábamos normal, cuando salíamos con 30 máquinas cada servicio. En estos momentos, andamos con cinco máquinas por servicio, porque no se puede trabajar de otra forma por la pandemia”, contextualizó Bravo.

Añadió que actualmente se está ganando entre siete mil y ocho mil pesos diarios, pero trabajando todo el día, con una frecuencia de media hora. Con la rebaja del pasaje a los adultos mayores, trabajarían para ganar tres mil o cuatro mil pesos al día.

Para llegar a un acuerdo, los empresarios piden que por este año se aumente el monto ofrecido por el Ministerio de Transportes. A su vez, de parte de la dirigencia de los empresarios del transporte, aclararon que no están en contra de la rebaja del pasaje, sino del monto del subsidio aprobado para el Maule.

“Nosotros creemos que el adulto mayor se merece más, hasta que viaje gratis como en otros países. Pero eso tiene que pagarlo el Estado, no los transportistas”, mencionó el vocero de los empresarios, Eliécer González.

“NO ES JUSTIFICABLE”
Por su parte, el seremi de Transportes, Carlos Palacios, confirmó que no hubo acuerdo con los empresarios de buses rurales por disconformidad en cuanto al financiamiento ofrecido.

“Los transportistas rurales quieren una cantidad de dinero que el ministerio no tiene cómo justificar. Hemos ofrecido estudios para poder determinar el monto, aplicar tecnología, reajustamos la cifra y aun así no hubo posibilidad de llegar a acuerdo. Sin perjuicio de eso, mantenemos las conversaciones abiertas para poder llegar lo antes posible a recuperar el transporte rural en la región”, afirmó la autoridad.

Para solventar la movilidad de las personas, el Gobierno Regional puso en marcha un plan de emergencia con la habilitación de un bus por comuna. El plan de auxilio -aseguró el seremi- funcionó entre 70% y 80%. El resto del tiempo falló “por amenazas que han recibido los transportistas que quieren hacer este servicio de urgencia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here