Al rescate de la cultura escrita

La biblioteca patrimonial del Liceo Valentín Letelier Madariaga de Linares fue inaugurada en 1876, albergando por entonces en sus estantes solamente 13 volúmenes. El número de ejemplares ha ido en aumento desde aquel año, gracias a políticas públicas, iniciativas particulares y a la gestión de sus rectores

publicado por

Avatar
26 de abril de 2020
170
La biblioteca del Liceo Bicentenario Valentín Letelier Madariaga de Linares cuenta hoy con un catálogo que reúne 2.152 ejemplares.

El patrimonio cultural es un conjunto de bienes tangibles, intangibles y naturales a los que la comunidad les ha asignado un valor. Desde luego, esto forma parte de un proceso social permanente y continuo. Es así como, desde hace tres años, Linares cuenta con una biblioteca patrimonial catalogada gracias a la coordinación de la comunidad educativa del Liceo Bicentenario Valentín Letelier Madariaga y la gestión de académicos de la Universidad Católica del Maule.

El Liceo Bicentenario Valentín Letelier Madariaga fue fundado en el año 1875 bajo el nombre de Liceo de Linares, constituyéndose en una de las instituciones educativas de mayor importancia histórica y académica de la Región del Maule. El nombre del liceo es una forma de rendir homenaje a Valentín Letelier, oriundo de Linares, y reconocido como el “padre de la educación” en Chile. Dicha denominación se debe a su gran aporte a la educación, reflejado, entre otras cosas, en la difusión en nuestro país del sistema educativo del Imperio Alemán, que conoció de primera fuente mientras realizaba labores diplomáticas en ese país. Junto con esto, participó en la fundación del Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, organismo que inició la profesionalización de la docencia, antes ejercida por médicos, abogados, ingenieros u otros profesionales.

La Biblioteca Valentín Letelier fue inaugurada en 1876, albergando por entonces en sus estantes solamente 13 volúmenes. El número de ejemplares ha ido en aumento desde aquel año, gracias a políticas públicas, iniciativas particulares y a la gestión de sus rectores, que se han empeñado en incrementarlos. Hasta el 2016, el material bibliográfico se encontraba separado en dos grupos: en uno, se hallaban los libros de uso cotidiano y permanente, con estanterías al alcance y de fácil acceso; en el otro, había libros en estantes elevados y rincones dificultosos. Este conjunto de libros no estaba clasificado ni rotulado; en otras palabras, no constaba en el inventario de la biblioteca. La mirada aguda del grupo Huilquilemu de la UCM advirtió que se trataba de un fondo histórico literario de saber enciclopédico, de notables autores y finas ediciones, cuyas fechas datan de los siglos XVIII, XIX y primera mitad del siglo XX.

Imagen de Valentín Letelier, oriundo de Linares, y reconocido como el “padre de la educación” en Chile.

Así, por iniciativa de la directora Sra. Isabel Rodríguez Pincheira, se comenzó un proyecto de rescate de los “libros antiguos”, acudiendo a la colaboración especializada de Ana María González Yévenes, profesora de Historia y Geografía, Master en Museología por el Instituto Iberoamericano de Museología y Diplomada en Conservación del Patrimonio en la Universidad de Alcalá de Henares, de la Villa Cultural Huilquilemu de la Universidad Católica del Maule, quien dirigió el proyecto Fondart Regional “Rescate y puesta en valor del Fondo Bibliográfico Valentín Letelier”, cuyo objetivo fue rescatar, conservar, poner en valor y difundir el fondo bibliográfico histórico literario existente en el liceo.

La realización del proyecto contó con la participación del Centro General de Padres y Apoderados, de cuarenta y tres estudiantes del Liceo Bicentenario Valentín Letelier Madariaga, cuatro del Colegio Inglés de Talca y una alumna del Liceo Comercial de Linares, quienes participaron voluntariamente en el proceso de sistematización, catalogación y rotulación de los libros, de acuerdo con estrictos estándares internacionales. Su labor en el trabajo bibliotecológico fue vital, ya que permitió determinar el estado de los libros (bueno, regular, malo y muy malo), establecer el grado de deterioro (suciedad superficial y polvo, hongos, ataque de insectos xilófagos, rasgados, faltantes, hojas sueltas o desprendidas, manchas, foxing, tapas y/o lomo suelto, encuadernación deteriorada, etc.) y, finalmente, elaborar una propuesta de tratamiento: limpieza mecánica superficial, unión de rasgados, borrar marcas o manchas, aplanado o estirado de páginas y dobleces, pegar páginas, unir lomos, etc., de acuerdo a cada caso específico.

Monumento a Valentín Letelier.

Para este trabajo los estudiantes utilizaron implementos de resguardo personal, tales como pecheras, mascarillas y guantes, el que consistió en limpieza mecánica con brocha en todos los libros, en cada una de las páginas, poniendo especial énfasis en lomos y cabezadas, ya que almacenan mayor cantidad de polvo. Además, aplicaron líquidos de consolidación en los lomos de los textos con empaste de cuero y se fijó huincha libre de ácido en cada ejemplar.
Fruto de este trabajo, la biblioteca del Liceo Bicentenario Valentín Letelier Madariaga de Linares cuenta hoy con un catálogo que reúne 2.152 ejemplares, que fueron ingresados a la base de datos ABIES 2.0. De ellos, 218 datan de la primera mitad del siglo XIX, destacando la obra completa de Claudio Gay, “Historia Física y Política de Chile (1844 – 1862)”, cuyo primer volumen es de 1844, impreso en París.

Se cuenta, además, con una importante colección de textos del siglo XIX, a saber 1.160, donde podemos destacar 24 obras de don José Victorino Lastarria (1817-1888); 28 obras de don Miguel Luis Amunátegui Aldunate (1828-1888); 38 obras de Diego Barros Arana (1830-1907); obras de Benjamín Vicuña Mackenna (1831-1886); y 3 obras de Valentín Letelier Madariaga. Otros autores chilenos presentes en la colección son José Toribio Medina (1852-1930), Pedro Pablo Figueroa (1857-1909), Domingo Amunátegui Solar (1860-1946), Alejandro Fuenzalida Grandón (1865-1942), Francisco Antonio Encina (1874-1965), Luis Galdames (1881-1941), Guillermo Feliú Cruz (1900-1973), y el gran maestro nuestro y de América, don Andrés Bello (1781-1865). Cabe destacar que dentro del catálogo también existe abundante literatura proveniente del extranjero, en los distintos ámbitos de la cultura, especialmente en lengua francesa.

Actualmente, los textos de la biblioteca patrimonial se encuentran cuidadosamente preservados en anaqueles modernos, en un habitáculo apartado con las condiciones ambientales adecuadas para su conservación y disponibles para ser empleados como apoyo docente y material de investigación.

La referida recuperación patrimonial generó un espacio cultural de la mayor importancia en Linares, constituyéndose en un lugar que hay que visitar.

María Paz Sepúlveda Rojas, Carlos Castro Álvarez, Dennis Pinto Oliva
Pedagogía en Historia, Geografía y Cs. Sociales, Universidad Autónoma de Chile. Proyecto de investigación: Percepción patrimonial de la comunidad educativa del Liceo Valentín Letelier Madariaga de Linares, en torno a su biblioteca patrimonial. Directores: Dra. Carolina Valenzuela Matus – Dr. Raul Sánchez Andaur

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here