“Adscribir a la gratuidad es un acto de coherencia y compromiso con nuestros estudiantes”

Centro de formación técnica contará con gratuidad desde 2021 luego de su acreditación por cinco años

publicado por

Avatar
2 de agosto de 2020
267
Osmán Garrido, rector de Santo Tomás, sedes Talca y Curicó.

Dado el contexto económico generado por la pandemia y la amplia presencia de la institución a nivel nacional, el Centro de Formación Técnica (CFT) Santo Tomás de Talca, contará desde el próximo año con el beneficio de la gratuidad, tras lograr su acreditación por cinco años. Se trata de una noticia muy relevante para los estudiantes que han optado por la formación técnica.

El CFT cuenta actualmente con 15 sedes a lo largo del país y con una estimación que indica que, entre 20 mil y 22 mil de los estudiantes nuevos y antiguos, podrían acceder a la gratuidad durante 2021. Así lo destacó el rector de Santo Tomás, sedes Talca y Curicó, Osmán Garrido.

¿Qué motivó al CFT Santo Tomás a adscribirse a la gratuidad?
“Para el CFT Santo Tomás adscribir a la gratuidad es un acto de coherencia y principalmente, de compromiso con nuestros estudiantes. Vemos la oportunidad en la formación técnica que a muchas personas se les presenta para desarrollarse en el ámbito productivo del país. Quienes optan por este tipo de formación académica están muy enfocados en estudiar e ingresar al mundo laboral en un corto plazo, por lo tanto, los recursos de los que disponen son clave. Si existe gratuidad, la oportunidad para cumplir estos objetivos se facilitan”.

En el actual escenario económico del país producto de la pandemia por Covid-19. ¿Cuál cree que será la importancia de ofrecer este beneficio a los potenciales alumnos de la admisión 2021?
“La gratuidad da la oportunidad de estudiar a quienes hasta ahora no la habían tenido y a quienes se han visto con dificultades producto de los efectos de la pandemia del coronavirus. Creemos que hoy la Gratuidad tiene más sentido que nunca y llega al 60% de las familias con menores ingresos que es donde la situación que estamos enfrentando ha impactado con mayor fuerza”.

¿Cuál fue el camino que debió recorrer la institución para alcanzar este objetivo de la gratuidad?
“Es un logro obtenido tras más de cuatro años de un proceso serio de transformación a corporación sin fines de lucro y la implementación de un destacado plan de mejora que permitió que en 2019 la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) otorgara 5 años al CFT.
Hemos ido cumpliendo con los requisitos paso a paso y estamos muy orgullosos porque con este logro la autoridad ratifica nuestro buen trabajo en materia de calidad de la educación”.

¿Cuáles fueron los elementos claves que permitieron acreditar al CFT por cinco años?
“Hay una estrategia formativa que la institución había asumido, pero en este último proceso pudimos mostrar ante la CNA y el equipo de trabajo que nos visitó, la incorporación de más recursos al proceso formativo tanto en infraestructura como en horas de profesores, tiempo de atención de alumnos, así como también nuestro equipamiento de laboratorios y tecnología disponible para facilitar el proceso de formación”.

Este año el instituto profesional y la universidad se someterán al proceso de acreditación. ¿Es un objetivo institucional conseguir también la gratuidad para estas instituciones?
“El desafío partió por el CFT, ahora es el turno del instituto profesional y de la universidad que también buscamos que puedan adscribir a la gratuidad a futuro. Si bien la situación de la pandemia ha dificultado de alguna manera la forma en que se ha dado este proceso, también nos ha permitido mostrar nuestras fortalezas frente a las dificultades. Aquí es cuando se puede apreciar la contundencia de las instituciones y el compromiso de las personas, lo que en este contexto adquiere un valor adicional”.

Uno de los requisitos, aparte de la acreditación de más de cuatro años para la gratuidad es ser parte del sistema de acceso a la Educación Superior. A mediados de julio, la Subsecretaria de Educación Superior lanzó la Plataforma de Acceso que, por primera vez, incorpora a los IP y CFT. ¿Cuál es su opinión sobre este cambio y qué representa para la educación técnico profesional?
“La Ley de Educación Superior que se promulgó ya hace algunos años, muestra al mundo técnico-profesional como un sector equivalente al mundo universitario. En ese contexto, le pide al mundo técnico-profesional, también formalizar e instalar ciertas instancias importantes que existen en el mundo universitario.
En el caso del mundo técnico-profesional para efectos de la admisión lo que ha ocurrido históricamente es que cada interesado se entiende directamente con la institución que interpreta y responde de mejor forma a sus necesidades e intereses, pero hay tal cantidad de carreras, de ofertas y variaciones que la información se complejiza. Muchas familias que no tienen experiencias previas en educación superior, no posee todas las herramientas para resolver de buena forma cuál es la mejor decisión.
En ese sentido, el gran paso que se está dando, a partir de la Ley de Educación Superior que se implementa este año, es este portal en el cual se concentra toda la oferta de todas las instituciones técnico-profesionales, de una manera comparable incluida la zona geográfica donde se desea estudiar, la carrera seleccionada, con parámetros sobre las instituciones, sus fortalezas, años de acreditación y resultados de empleabilidad.
Creemos que es un proceso que irá avanzando, que permitirá que las personas tomen mejores decisiones en un momento determinante de sus vidas, así que estamos muy expectantes y comprometidos en lo que será este primer año”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here