“Achawal Domo Che”: la marginalidad en su versión más cruda

El montaje se basa en la historia real de Corina Lemunao, mujer que fue encerrada por su familia en un gallinero por años en Lonquimay.

publicado por

Avatar
16 de enero de 2020
112
: “Achawal Domo Che” llega al Maule de la mano de Cambalache Productora Cultural.

Por más doloroso que sea admitir que fue real, la historia de Corina Lemunao permite generar una reflexión necesaria acerca de temas como la marginalidad, la ignorancia, y la miseria humana.

Así lo ha entendido la compañía La Obra que a partir de ello creó el montaje «Achawal Domo Che», que, sin pretender ser una recreación apegada a la historia, recoge los datos básicos de esta mujer con discapacidad mental que fue encerrada por su familia en un gallinero, donde permaneció varios años, y tuvo dos hijos producto de violaciones.

«Es sobre la marginalidad por el hecho de ser mujer, por ser una persona pobre, una persona mapuche; la marginalidad de una persona que territorialmente vive alejada, ya que Corina vivía en Lonquimay; y la marginalidad que vive también por ser una persona en situación de discapacidad mental», expresa Gisel Sparza, directora de la obra.

«Todo esto hace de Corina un ejemplo de interseccionalidad en materia de marginalidad. Y desde el principio establecimos que no estamos haciendo una recreación literal sobre lo que vivió ella, pero sí estamos como ‘habitando’ la sensación que puede tener una persona con todos estos elementos», agrega.

«Achawal Domo Che», obra que cuenta con el financiamiento del Fondo Nacional de Desarrollo Cultura y las Artes 2019, iniciará una gira por la región del Maule el próximo lunes 20 de enero con una función en el Centro de Extensión de la Universidad Católica del Maule (20.00 horas; 3 Norte 650, Talca), que continuará en Curicó (martes 21, 20.00 horas, Teatro Provincial) y en San Javier (miércoles 22, 20.30 horas, Teatro Municipal).
Las entradas están subvencionadas por el Fondo regional y es para mayores de 14 años.

LA DISCRIMINACIÓN Y LA DIFERENCIA
En entrevista con Diario El Centro, Gisel Sparza entregó más detalles de la obra.

Si bien el encierro corresponde a una acción tomada por la familia, en la obra se desliza alguna responsabilidad hacia el Estado, a propósito de que ésta era una persona con discapacidad mental también…

«Más que al Estado nos responsabilizamos a nosotros como sociedad. Sentimos que Corina Lemunao vivió una discriminación de la cual todos nosotros somos parte. Nosotros ejercemos discriminación en hechos muy cotidianos, que no nos damos ni cuenta. Es lo que pasa por ejemplo con los migrantes hoy en día que son rechazados precisamente por el miedo a la diferencia».

¿Qué sucedió después que se supo de su encierro?
«Corina fue llevada a un asilo de ancianos donde murió de tuberculosis. Antes uno de sus hijos la buscó y fue a verla. También nosotros hablamos con la psicóloga que la atendió y nos dijo que ella de alguna u otra forma logró comunicarse; porque después de vivir tanto tiempo encerrada no desarrolló el lenguaje humano, pero sí otro tipo de lenguaje que le permitía expresar sus emociones o cosas básicas».

¿Qué reflexión quieren generar en los espectadores de la obra?
«Es en relación al respeto de la diferencia, a acercarse al otro cuando es distinto, cuando se ve diferente, cuando habla distinto, cuando tiene situaciones particulares. A pesar de todas esas diferencias que pueden ser percibidas como una separación, que nos atrevamos a ir hacia ellos o ellas en su esencia humana, que trascienda las diferencias que podemos encontrar».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here