A veces es bueno viajar al pasado para recordar proezas

Estamos en junio y con un futuro incierto en cuanto al regreso de la actividad

Han sido meses de angustia, de inestabilidad emocional y de complicaciones económicas, pero al mal tiempo, buena cara. No nos queda otra que mirar con optimismo lo que viene, pues debemos cuidarnos para no sufrir con el Covid-19.

Por el momento, lo que queda es viajar al pasado para rememorar proezas del peloteo maulino, ese que siempre cumple con mansas ni que pichangas finde a finde.

AL GRANO
Vamos al grano. Como se han mostrado hitos del balompié talquino, también es preciso darse un recorrido por otras comunas.

En Hualañé recuerdan con orgullo y felicidad lo que hizo Arturo Prat hace algunos años, porque el cuadro verde se encargó de mandar en el Maule. En 2007, por ejemplo, el 22 de febrero este reconocido suplemento contaba la hazaña que cumplieron estos cabros hualañecinos en el Nacional zona sur, que fue en el Maule.

Tras una gran campaña, levantaron el máximo trofeo, al ganar la final que tuvo lugar en el Municipal de Molina, el que recibió una definición a muerte entre dos escuadras maulinas, pues al otro lado de la cancha estaba Favorita de Lontué.

Fue un partido con alta emoción desde un comienzo, pues los goles comenzaron a aparecer en el amanecer del cotejo.

En esa ocasión, fueron los lontueninos los que abrieron la cuenta, a través de Marcelo Retamal, en los 2’, mientras que el joven, de esa época, Mauro Navarro se encargó de igualar las acciones en los 6’ y, en los 13’, Manuel Palma daba vuelta el marcador para Arturo Prat. Así de corta. En tanto, una de las figuras de Favorita, Marcelo Retamal, se volvió a vestir de goleador para marcar la paridad, desde el punto del penal, antes de terminar la primera etapa (45’).

DESEO
La intensidad y el deseo de triunfar se notaba en ambos bandos. En los 46’, Manuel Palma colocó arriba en el score a los muñecos de Hualañé, pero en los 83’ Jorge Durán se encargó de anotar el empate, a pocos minutos de finalizar el encuentro.

La jornada la sellaría ese joven de 17 años, que luego tendría un extenso recorrido en equipos del Maule, ya que Mauro Navarro decretó el 4-3 en los 88’ para desatar la algarabía de los hinchas, esos que hasta el día de hoy recuerdan ese hito en el Nacional, zona sur.

Si bien jugaron la definición a nivel país con el vencedor de la zona norte, Estrella de Graneros, los verdes se quedaron con el subcampeonato de Chile. En 1988 sí le pudo pegar el palo al gato el equipo de personaje del Combate Naval de Iquique, así que es una entidad con historia en las peleas de perros gordos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here