4 consejos para preparar la mesa de Navidad como una profesional

El éxito de una cena radica en aplicar ciertas pautas antes de que lleguen los invitados, y la organización de la mesa puede ahorrar muchos despistes posteriores. Si eres de las personas que se esmeran para hacer de la Navidad una noche mágica, cuidando cada detalle a la perfección, las recomendaciones que la planificadora de eventos Elizabet Oscorima tiene para ti te van a interesar.

publicado por

Avatar
24 de diciembre de 2019
61
Cuidar los detalles marcan la diferencia para lograr una mesa de ensueño.

Si no hay suficiente dinero, careces de tiempo o no tienes muchas ganas, no hay de que preocuparse. En este artículo Elizabet Oscorima revelará algunos tips para hacer de tu cena navideña un evento familiar inolvidable y de una manera rápida y sencilla. Sigue los pasos para que tu organización sea todo un éxito.

1. Los cubiertos

No en todas las casas hay un juego completo de cubiertos, pero no tienes de que preocuparte. Coloca al menos los tres esenciales para la cena, (tenedor, cuchara y cuchillo) por invitado. Un plus es añadir un plato para el pan, dos copas por invitado y servilletas que juegan el doble papel de limpiar y adornar.

2. La decoración

El ambiente de la estancia donde se lleva a cabo la cena es fundamental para que los invitados se sientan cómodos, y la decoración juega un importante papel, por eso debes elegir una mantelería bonita, decorar sutilmente la casa y, especialmente, adornar la mesa. En este punto, no hay por qué gastar mucho dinero en un centro de mesa, ya que con ciertos elementos que hay en casi todas las casas se puede conseguir un resultado perfecto y original. Por ejemplo, llenar con agua un tazón grande y meter velas pequeñas dentro, colocar velones en una bandeja de cerámica con flores secas o muérdago, incluso las frutas podrían ser un bonito detalle decorativo… Y recuerda: las velas están para encenderse.

3. El servicio

Para que todo fluya, es necesario organizar la cena con una semana de antelación y, aunque estés en familia o entre amigos, dejar un buen sabor de boca no cuesta demasiado. Por ello, es recomendable que tengas el menú emplatado o un carrito que te permita retirar rápidamente los utensilios ya usados; no estás en una cena de gala y puedes pedirle ayuda a algún invitado. Y no olvides que lo ideal es que todos los comensales coman los platos a la vez sin que nadie se adelante.

4. Disfruta

El último consejo, y quizá el más importante, es que tú también debes disfrutar de la cena que has organizado. Es normal que algunos de tus invitados no sepan qué cubierto utilizar o prefieran beber un refresco en lugar de una copa de vino comprada para la ocasión. En ambos casos, hay que actuar con naturalidad.
Lo importante de la noche buena es poder pasar el tiempo en familia. No te preocupes tanto porque todo salga a la perfección, la ganancia está en que todos puedan compartir y disfrutar de la velada. Es un momento en el que se van a dar cita los miembros de la familia, por lo que debemos socializar con todos, dejando a un lado las redes sociales. La cena navideña es más que solo una reunión para comer, también representa la unión y el amor. ¡A disfrutar de esta temporada del año!

Fuente: Elizabeth Oscorima

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here