Lunes, Mayo 20, 2024
Lunes, Mayo 20, 2024
ad_andes
ad_andes_m

Políticas económicas preocupantes

Por Arcadio Cerda, Doctor en Economía en la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca.

Los impactos relacionados con posibles impuestos adicionales a la renta, un incremento en el salario mínimo, royalty minero y menores horas de trabajo, en un contexto de tasa de crecimiento cercana a cero, pueden generar diferentes efectos. Aunque en las noticias hemos observado principalmente expresiones de alegría, como bailes, aplausos, llantos de felicidad y celebraciones, así como puntos de prensa, es importante reconocer que estas manifestaciones solo muestran un lado de la moneda, dejando de lado muchos impactos negativos o costos tanto a corto como a largo plazo que podrían afectar a distintos sectores económicos.

Estos impactos pueden manifestarse en la reducción de oportunidades laborales, la disminución de inversiones y empleos, así como en costos adicionales para las familias. Lamentablemente, estos aspectos negativos no reciben la atención que merecen en la actualidad, y en ocasiones resulta difícil estimarlos con precisión. A menudo, se tiende a considerar que los beneficios a corto plazo justifican los costos futuros asociados a estas políticas, pasando por alto su impacto a largo plazo. A continuación, se presentan algunas consideraciones generales sobre estos temas:

Impuestos más altos: Los impuestos más altos a los ingresos de las empresas y personas pueden ser necesarios para financiar servicios públicos, programas sociales, infraestructura y otros gastos gubernamentales. Sin embargo, el aumento de los impuestos también puede afectar negativamente a las empresas y los individuos, especialmente si los impuestos son excesivamente gravosos o si no se gestionan eficientemente, reduciendo finalmente la recaudación que podría darse vía crecimiento. Es importante encontrar un equilibrio adecuado para garantizar una recaudación fiscal justa y suficiente sin desincentivar la inversión y el crecimiento económico. 

Salario mínimo y menos horas laborales 

Salario mínimo más alto: Incrementar el salario mínimo a $500,000 a partir de julio puede ser una medida destinada a mejorar las condiciones laborales y reducir la desigualdad económica para alrededor de 800,000 trabajadores. Sin embargo, esta política puede afectar el empleo, especialmente en las pequeñas y medianas empresas, a pesar de los apoyos estatales acordados recientemente, que podrían tener dificultades para hacer frente a los mayores costos laborales. En general, el incremento del salario mínimo puede tener impactos tanto positivos como negativos. Si bien algunos trabajadores se beneficiarán con un salario más alto, otros podrían enfrentar el riesgo de perder sus empleos debido a la incapacidad de las empresas para cumplir con los nuevos requisitos salariales. Además, este aumento salarial genera presiones en el mercado de los trabajadores de casa particular, lo que afecta a las familias que, con mucho esfuerzo, buscan apoyo externo para las labores domésticas y el cuidado de los niños para poder participar en el mercado laboral. 

Menores horas de laborales: La reducción de la jornada laboral puede ser una medida destinada a mejorar la calidad de vida de los trabajadores, promover el equilibrio entre el trabajo y la vida personal y fomentar la creación de empleo adicional. Sin embargo, implementar una reducción de las horas de trabajo puede tener consecuencias negativas para las empresas y la economía en general. Es fundamental considerar aspectos como la productividad, los costos laborales, la competitividad y la adaptabilidad de los sectores económicos afectados. La gradualidad de esta política facilitara su implementación. 

Royalty minero

Implementación de Royalty Minero: Un royalty minero aumenta los costos de las empresas y reduce su rentabilidad. Esto puede desalentar la inversión y limitar la capacidad de las empresas para realizar nuevas inversiones o expandir sus operaciones, lo que a su vez reduce las oportunidades de empleo y crecimiento. Además, puede afectar la competitividad de las empresas en el mercado internacional. Si los cobros son significativamente más altos en un país en comparación con otros, las empresas o inversionistas extranjeros pueden optar por invertir en países donde los costos sean más bajos y las condiciones sean más favorables. Esto podría llevar a una disminución de la inversión en la industria minera.

 Dado que la mayoría de estas políticas ya están implementadas, ahora solo queda esperar y ver qué sucederá con el crecimiento económico, la inversión y el empleo, que ya están deteriorados. Un elemento que ha brindado cierta tranquilidad y mayor certidumbre para invertir desde el punto de vista económico ha sido los resultados del plebiscito de septiembre de 2022, los avances del comité de expertos y la elección de consejeros constituyentes. Se espera que los cambios necesarios se realicen con gradualidad y respeto a los derechos de propiedad, lo que podría incrementar la inversión futura, el crecimiento económico y el empleo formal, especialmente considerando que actualmente más del 30% del empleo es informal y el empleo formal ha aumentado en mayor proporción durante el gobierno.

ad_whatsapp_canalad_whatsapp_canal
Sigue informándote