Lunes, Marzo 4, 2024
Lunes, Marzo 4, 2024
ad_andes
ad_andes_m

Histórico avistamiento de Gato Andino en Radal Siete Tazas

Este es oficialmente el registro más austral de la especie que habita principalmente la geografía rocosa de la Cordillera de los Andes.

El Gato andino o Gato montés andino (Leopardus Jacobita) es el felino más vulnerable de América y uno de los menos conocidos y estudiados del mundo, es por esto que su registro en las cámaras trampa del P.N. Radal Siete Tazas llamó la atención de los guarda parques del lugar.

“Inesperado, sorprendente e histórico”

Las imágenes obtenidas tienen la particularidad de estar ubicadas a más de 200 kilómetros de los registros más australes de Chile, por lo que su avistamiento es un hito que servirá para guiar futuras investigaciones y estudios acerca del felino y la fauna del sector.

Las imágenes del felino llamado “El fantasma de los Andes” por los antiguos arrieros, confirman relatos olvidados por décadas tal como señala José Caro, veterinario del Departamento de áreas silvestres protegidas de Conaf Maule:

 “Este registro histórico confirma las historias de los arrieros de la zona que hablaban de la presencia de una nueva especie,  ‘un gato pálido y pequeño en la cordillera de los Andes. En el mismo sitio ya se habían observado antes imágenes de vizcachas, y también se habían obtenido registros de otro felino silvestre, el gato colocolo, pero a diferencia de este último, el gato andino se caracteriza por ser un animal más bien nocturno, de nariz oscura, cola larga y gruesa, y franjas incompletas en las patas delanteras”.

¿Dónde habita?

Este evasivo felino de tamaño mediano tiene presencia en cuatro países; Perú, Bolivia, Argentina y Chile con una baja densidad poblacional, cuyo hábitat varía cuando va en búsqueda de cazar a su principal presa, la vizcacha de montaña.

Las amenazas más constantes que afectan a su reproducción tienen su origen en la actividad humana y en la contracción que genera en su territorio tales como son; La caza, actividades mineras y los cambios que sufre el medio ambiente.

Este avistamiento es especialmente particular ya que los últimos registros de la especie se situaron en la zona altiplánica del norte grande del país, llegando incluso hasta las regiones de Valparaíso y Metropolitana, expandiendo su reproducción en lugares determinados del suelo nacional.

Las cámaras de monitoreo del Parque Radal Siete Tazas, están en funcionamiento desde 2019 y sirven para mantener un registro continuo a objetos de conservación, también para mantener a los guardaparques alerta frente a amenazas que puedan atentar contra la fauna como lo son cazadores o perros domésticos.

ad_whatsapp_canalad_whatsapp_canal
Sigue informándote