10 hábitos que te hacen subir de peso

Si durante años has intentado conseguir la figura ideal mediante dietas rigurosas, sin obtener resultados positivos, hay algo que has estado haciendo mal. El experto en nutrición, Jimmy Patterson, revela 10 malos hábitos que, aunque muchas personas consideren inofensivos, hacen que tu dieta no funcione

El inicio, siempre es la etapa más difícil. Es necesario que tengas determinación y fortaleza para darle un giro a tu vida. Si durante 21 días continuos realizas una misma actividad, el cuerpo se acostumbra y adopta nuevos hábitos, de esta manera, lograrás conseguir tu peso ideal y va a mejorar tu salud física y mental.

1. No desayunar
El desayuno, es la comida más importante del día, ya que te aporta energías y activa tu metabolismo, por eso, saltarse el desayuno es un error. No dejes pasar más de una hora desde que te levantas hasta que desayunas, el cuerpo necesita comer cada cuatro horas para equilibrar la hormona insulina, que regula el apetito y el almacenamiento de grasa.

2. Comer antes de dormir
El peor momento para ingerir alimentos es justo antes de dormir, a esta hora de la noche, hay menor sensibilidad a la insulina y las calorías se almacenan en forma de grasa. Merienda y cena de forma ligera y si necesitas tomar algo más tarde, ingiere una rebanada de jamón serrano o aquello que no te aporte tantas calorías.
3. Mezclar féculas en la misma comida
Una de las máximas de Dieta Coherente es no mezclar féculas (pan, patatas, pasta, quinoa, arroz y cuscús) en la misma comida, debido a que suman sus efectos sobre la insulina, favoreciendo el almacenamiento de grasa corporal.

4. Comer distraído
Si estás comiendo con el teléfono celular en la mano, leyendo o viendo la televisión, harás que tu mente se disperse y no serás realmente consciente de lo que has comido. Las personas que comen distraídas suelen ingerir hasta un 50% más de calorías.

5. Comer rápido
La digestión, empieza en la boca y, cuánto más mastiques la comida, más fácil será para tu organismo digerirla. Además, la sensación de saciedad tarda unos 15 a 20 minutos en llegar a tu cerebro.

<Cuando comes cinco veces al día tu cuerpo se siente saciado y no llegarás a la comida o a la cena con un hambre voraz>

6. Beber poco
Tu organismo acumula toxinas que deben ser expulsadas por la orina. Beber agua o infusiones es un hábito que debes practicar. Curiosamente cuanto más bebe, más sed tienes.

7. Sal y azúcar ocultas
Tu paladar se puede educar tanto para el azúcar como para la sal. Acostúmbrate a leer las etiquetas para seleccionar los alimentos que menos contenido tengan de azúcar y de sal. El exceso de azúcar activa la insulina y la sal favorece la retención de líquidos y el sobrepeso.

8. Dormir poco
El dormir poco o mal afecta a nivel hormonal, facilita la conversión de calorías en grasa y hace que no tengas sensación de saciedad al comer.

9. El estrés
Las personas que suelen estar estresadas sienten más hambre, porque es emocional y hace que te lances a una comida repleta de calorías para calmar tu ansiedad. El estrés también activa la insulina, favorece que tu organismo acumule más grasa y que tus depósitos no se quemen.

10. El sedentarismo
Además de la dieta, es necesario que sigas un estilo de vida activo. Camina, pasea, anda en bici, sube las escaleras a pie y haz algo de tonificación muscular cada día. La actividad física es fundamental para poder bajar de peso.

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diario el Centro se reserva el derecho de editar, eliminar y/o modificar comentarios, que esten en contra de las políticas de nuestra empresa